Escucha esta nota aquí

En conferencia de prensa, la Asociación de Periodistas, la Federación Sindical de la Prensa y el Colegio Departamental de Profesionales, denunciaron públicamente que el ministro de Gobierno Carlos Romero, llamó al periodista de EL DEBER, Guider Arancibia para amedrentarlo y reclamarle por las publicaciones reveladoras sobre los vínculos del presunto narco Pedro Montenegro con autoridades policiales, judiciales y políticas. Arancibia señaló que recibió la llamada el 6 de mayo a las 13:00.

Roberto Méndez, de la Asociación de Periodistas, Fátima Carreño de la Federación de Profesionales en Comunicación y José Patuy de la Federación Sindical de la prensa, emitieron un pronunciamiento en que rechazan las amenazas y el amedrentamiento del ministro, exigen respeto a la libertad de prensa y una disculpa pública de Romero.

Las organizaciones anunciaron que se analizarán otras medidas como una marcha por la libertad de expresión. El periodista enfatizó que todas las publicaciones que ha realizado sobre el caso Montenegro están debidamente respaldadas y que son parte de los expedientes judicializados que están dentro de la investigación.