Opinión

Los números de la lectura

Guido Alejandro Arana Hace 5/25/2018 8:00:00 AM

A pocos días del inicio de la 19ª Feria Internacional del Libro -organizada por la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz-, me pareció interesante analizar algunos datos con relación a los hábitos y preferencias de lectura de los bolivianos, y compararlos con otros indicadores a nivel internacional.

El mes pasado, con el objetivo de conocer el gusto e interés por la lectura, un diario paceño encargó a Captura Consulting un estudio entre hombres y mujeres mayores de 18 años, residentes en las ciudades de Santa Cruz de la Sierra, La Paz, El Alto y Cochabamba. Se utilizó un muestreo probabilístico y proporcional al tamaño de la población, con selección aleatoria de puntos muestrales y selección sistemática de hogares. Se aplicó un cuestionario estructurado a 902 personas, tamaño de muestra suficiente para generalizar los resultados al total del universo, con un 95% de confianza. El 50% de los encuestados estaba compuesto por mujeres y el 50% por hombres. El muestreo se hizo con entrevistas cara a cara, cuya duración promediaba los 5 minutos.

Aquí algunos de los resultados más relevantes: el 81% de los encuestados asegura que sí le gusta leer, más a las mujeres (83%) que a los hombres (78%). El Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros -editado por la Federación de Gremios de Editores de España- coincide con esta estadística nacional: las mujeres (67,9%) leen más libros que los hombres (63,6%). La disparidad es aún más notoria cuando no se considera la lectura de libros por trabajo o estudios, sino que solo se toma en cuenta la efectuada durante el tiempo libre. El 64,9 % de las mujeres lee libros por placer, una actividad practicada por el 54,4 % de los hombres, una diferencia de más de diez puntos porcentuales.

La ciudad que más lee sería La Paz (86%), seguida por El Alto (83%), Cochabamba (80%) y Santa Cruz de la Sierra (77%). El 45% de las mujeres prefiere leer novelas antes que otros géneros literarios, en comparación con el 25% de los hombres. El 34% de los varones asegura que prefiere los libros científicos. La poesía es la favorita de apenas el 13% de los hombres y el 15% de las mujeres. Estos datos son muy próximos a los que maneja el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc); sin embargo, sorprende que la temática de autoayuda, espiritualidad y superación no hubiese destacado, como sí lo hace en los rankings del Cerlalc.

En La Paz (31%) se leen más periódicos, seguido de El Alto (30%), Cochabamba (29%) y Santa Cruz de la Sierra (27%). Los diarios son la lectura favorita de las personas mayores, que tienen entre 41 y 60 años. Solo un 16% de los consultados más jóvenes elige primero los periódicos. La encuesta exploró solo la lectura en papel impreso, no se tienen datos de lectura sobre pantallas digitales, que -supongo- harían variar estas cifras.

La lectura tiene una importancia fundamental en la formación integral de las personas, y estos resultados son una buena base de inicio. El Estado debe apostar para que la difusión de los libros y la lectura alcance a las grandes mayorías ciudadanas. Solo los pueblos ilustrados conocen su pasado, viven con plenitud el presente y están mejor preparados para afrontar los desafíos del futuro. La lectura despierta la mente, educa, aporta conocimientos, proporciona placer, interpela, enriquece y, por sobre todo, nos hace mejores seres humanos.