Escucha esta nota aquí

Juan Carlos Aguilar, corresponsal

Dirigentes del Comité Cívico y un grupo de vecinos de Pampa Grande, municipio de la provincia Florida, se encuentran en huelga de hambre desde hace cuatro días en defensa del puente de ingreso a esa población. 

Uno de los de huelguistas dijo que mantenían esa extrema medida protegiendo este puente que fue construido en 1932 y que, por sus características, es para vehículos livianos y no para los de alto tonelaje. 

Para los huelguistas, hay indiferencia de las autoridades para proteger este patrimonio, que -según una Ley Municipal aprobada en  2001- es para vehículos livianos, pues los camiones de alto tonelaje pueden utilizar un acceso habilitado bajo el puente. 

Indicaron que, pese a recibir amenazas, continuarán con la medida en defensa de este puente que fue construido durante la Guerra del Chaco.

Por su parte, Elsa Candia, alcaldesa, aseguró haber tenido reuniones con los productores, con quienes acordó realizar un estudio de pesaje  en los próximos 15 días, así como un trabajo de mantenimiento del puente en un plazo de tres meses, y gestionar la declaratoria de patrimonio departamental. 

Lamentó que las anteriores autoridades lugareñas no se hubieran ocupado de este asunto.  

El puente es de piedra y se encuentra ubicado sobre las aguas del río Tembladeras y Mataral. Durante la Guerra del Chaco, los soldados bolivianos del occidente lo cruzaron cuando iban rumbo al Chaco.