Escucha esta nota aquí

El ministro de Economía y Finanzas, José Luis Parada dijo que el Gobierno del MAS y el ahora candidato a la presidencia Luis Arce Catacora, confiscaron en 11 años casi $us 3.000 millones a los municipios y universidades, recursos que debían ser destinados a salud y educación. 

Explicó que hoy se ha promulgado la ley que permite la devolución del 40% de recursos que serán invertidos en la lucha contra el Covid-19. El objetivo es la devolución de estos recursos a universidades, municipios y gobernaciones para cubrir parte de los ingresos y confiscaciones que se produjeron durante el Gobierno del MAS.

Parada recordó que la Ley 767 del 11 de diciembre de 2015, autorizó la creación de un Fondo de Explotación y Exploración Hidrocarburífera confiscando el 12% de recursos del IDH a universidades, municipios y gobernaciones.

Estos recursos que se destinaban en su mayor parte a salud y educación, después de cinco años que no fueron utilizados, se conservan en una cuenta del Banco Central de Bolivia, lo que demuestra que la Ley 767 fue una medida política para dejar sin dinero a las entidades territoriales autónomas”, declaró.

La autoridad gubernamental dijo que no es la única confiscación de Arce Catacora, para dejar sin recursos a las entidades territoriales autónomas, toda vez que desde 2008, mediante decreto supremo y ley expresa, realizó una confiscación de este fondo de casi $us 3.000 millones.

La ley establece que los recursos deben ser desembolsados en el plazo máximo de 15 días calendario, a partir de la promulgación de la norma y será la Asamblea Legislativa Plurinacional quien fiscalice la ejecución de los recursos asignados a la lucha contra del Covid-19.