Escucha esta nota aquí

El Comité Operativo de Emergencia Municipal (COEM) de Roboré, población distante a más de 400 kilómetros al este de Santa Cruz, aprobó un plan que autoriza la reanudación de actividades parciales en los hoteles y centros de hospedaje que operan en dicha población conocida como la ‘Perla del Oriente’.

Jan Carla Ribera, directora de la Secretaría de Turismo y Cultura de Roboré, dijo que la medida se enmarca dentro de las disposiciones del Índice de Riesgo Municipal Covid-19 que disminuye la categoría de riesgo alto a medio para dicha población. La flexibilización de la prestación de servicios hoteleros está dirigida  únicamente a los conductores de camiones en tránsito que transportan alimentos y mercancías esenciales para la población. Al regir la prohibición de visitas a destinos y atractivos, los turistas están vetados de la medida.

Ribera expuso que al presente solo dos hoteles -El Cerro y Biotermal- han cumplido y están en proceso de ajustes y adaptación de las medidas de seguridad y lineamientos definidos en el protocolo de bioseguridad que rige para el sector hotelero en España. En Bolivia, el diseño de un procedimiento de este tipo es una debilidad. El protocolo establece que los hoteles deben operar en un 40% de su capacidad e implementar señaléticas en todos sus ambientes para que se cumplan las medidas de distanciamiento social, además del lavado de manos.

En el caso del hotel El Cerro, el propietario Arturo Heredia, dijo que el impacto de la pandemia del coronavirus asestó un duro golpe al sector que prolonga la inactividad desde hace más de 70 días.Hizo notar que han adoptado y trabajado para ajustarse y cumplir todas las medidas de bioseguridad delineadas en el protocolo.

Siguiendo las medidas y recomendaciones sanitarias han eliminado todos los utensilios que no son necesarios de las habilitaciones para mantener limpio y despejado el ambiente. 

En la atención, serán celosos con los requisitos de ingreso al hotel.  “El primer requisito es no tener síntomas”, advirtió, a tiempo de señalar, además, que en todo momento se exigirá el uso de barbijos y lavado de manos en las áreas comunes y otros ambientes del centro de hospedaje.