Escucha esta nota aquí

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) ejecutó una operación antidroga en el departamento de Oruro y logró confiscar 209 kilos de clorhidrato de cocaína, que estaban escondidos en dos vehículos que pretendían salir del país hacia Chile.

La presentación fue hecha por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, y el director nacional de la Felcn, Juan Frías, quienes indicaron que la afectación a los narcos con la droga puesta en el país fue de $us 450.000, pero si el alcaloide llegaba a territorio chileno, el valor del cargamento crecía hasta los $us 869.000.

Murillo felicitó el trabajo de los agentes antinarcóticos por las acciones ejecutadas, que terminaron con la detención de dos personas y la retención de un camión de alto tonelaje y una vagoneta todo terreno. 

La autoridad gubernamental indicó en la conferencia de prensa que esta es una muestra de la lucha frontal contra el tráfico de drogas que lleva adelante la gestión gubernamental. "Le hacemos un gran daño al narcotráfico y un gran daño al financiamiento de los partidos políticos que se mueven con recursos económicos del narcotráfico", expresó Murillo.

Los paquetes de cocaína tenían una señal específica, la imagen de un delfín. De acuerdo con los informes de Inteligencia de la Felcn, este sello demuestra la alta pureza de la cocaína y que el dueño de la droga es un cártel mexicano.

De acuerdo con las pesquisas que siguen realizando los agentes antinarcóticos, la droga salió desde la zona del Chapare, donde se ha indicado que hay grupos dedicados a la producción y procesamiento de la pasta base de cocaína, además de que habrían laboratorios de refinamiento del alcaloide.


La marca del delfín significa alta pureza y droga de un cártel narco mexicano