Escucha esta nota aquí

Luego de un día y medio de mantener bloqueada la ruta hacia los Valles cruceños, en la zona de Mairana, los pobladores suspendieron la medida este mediodía, tras reunirse con autoridades locales y llegar a un acuerdo en algunas de sus demandas.

El bloqueo de la carretera se instaló después que la Policía arrestara a los padres de dos menores de edad que incumplían la cuarentena. Los muchachos quedaron retenidos en la Defensoría de la Niñez, lo que derivó en una manifestación de un grupo de vecinos. La protesta acabó en hechos de violencia, pues  hubo destrucción del puesto policial y agresión a los policías. Ante tal situación, los uniformados se replegaron a Samaipata.

Para la fiscal departamental, Mirna Arancibia, este suceso tuvo motivaciones políticas, hecho que se refleja en  algunos puntos del pliego petitorio que hicieron conocer los manifestantes. Por ejemplo, entre las demanda se mencionaba que la Policía no retorne a Mairana hasta que se realicen las elecciones nacionales.

Arancibia indicó que se va a indagar e identificar a las personas que promovieron los hechos violentos.

Según un reporte oficial de los hechos, la detención de dos padres de familia fue aprovechada por un sector gremial para atacar las instalaciones policiales, robar algunas armas y exigir la liberación de las dos personas detenidas, que pertenecen a una agrupación política.