Escucha esta nota aquí

Autoridades sanitarias y ejecutivos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) confirmaron tres casos positivos de Covid-19 en el pozo Sipotindi (SIP-X1), ubicado en Chuquisaca, por lo que hay 50 trabajadores aislados en un espacio designado para el confinamiento,

Desde YPFB indicaron que en primera instancia se detectaron cuatro casos sospechosos de Covid-19 en personal de la contratista Sinopec International Petroleum Servicie S.A. (Sucursal Bolivia), por lo que se procedió a su aislamiento en el minicampamento del pozo. Una vez cumplidos los protocolos previos, se determinó por consiguiente la evacuación de este personal para la realización de la prueba correspondiente.
 
Como resultado de los mismos, se confirmaron tres casos positivos de Covid-19, quienes se encuentran ya derivados a las unidades de salud autorizadas de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en seguimiento y apoyo respectivo para que los mismos reciban el tratamiento médico a fin de lograr su pronta recuperación. 

Johnny Camacho, presidente de la Comisión Científica del Gobierno, confirmó los tres casos en el pozo Sipotindi del municipio de Macharetí. "Sostuvo que el 10 de mayo se enteraron de cuatro a cinco casos sospechosos y se tomaron las medidas correspondientes, por lo que unas 50 personas fueron aisladas para que estén en cuarentena en un minicampamento habilitado", agregó

Un laboratorio privado hará pruebas

Así mismo, y como parte de las medidas previstas en los planes desarrollados e implementados por YPFB, se ha previsto el ingreso al pozo SIP-X1 de un laboratorio privado, debidamente avalado por las instituciones pertinentes, a fin de que la totalidad del personal pueda someterse a la ejecución de pruebas PCR, con el objetivo de prevenir y/o controlar así la propagación de contagios del Covid-19.

Finalmente, en fecha 21 de mayo de 2020, en relación al pozo SIP-X1, a requerimiento del COEM, se facilitó la visita e inspección del campamento e instalaciones del Pozo SIP-X1, por parte de personal médico de la jurisdicción municipal de Macharetí, quienes evidenciaron la aplicación de los planes y protocolos de bioseguridad correspondientes.