Escucha esta nota aquí

Luego de que se conociera las declaraciones del 'testigo clave', Fernando Humérez, sobre el caso del supuesto sobreprecio en los 170 respiradores de emergencias que el Gobierno boliviano adquirió a la empresa española GPA Innova, en la que señala que entre tres intermediadores se iba a cobrar una comisión de más de $us 1 millón, una de ellas, la compañía española IME Consulting, señala que toda la declaración de Humérez es mentira.

"Todo eso es mentira mi socio Iñaki (García) nunca pactó un sobreprecio para pagar a nadie. Las facturas que IME ha pagado al fabricante de los respiradores ya las tiene el ministro (Álvaro Coimbra, Ministro de Justicia)", señaló a EL DEBER, Ignacio Mazarrasa, socio propietario de IME Consulting.

Se le consultó si la compañía procederá a una defensa legal de esta acusación, a lo que Mazarraza respondió que sí.

"En breve publicaremos todas las facturas y se verá que aquí está todo bien hecho", refutó.

Sobre qué empresa haría la actualización de los software de los equipos, Mazarrasa informó que habían varias opciones, pero que el procedimiento se paralizó "por este lío".

Desde GPA Innova, el responsable de comunicación, Jaume Miras respondió a EL DEBER que la fábrica vendió a IME Consulting los respiradores de emergencias por 6.000 euros ($us 6.535 aproximadamente), precio de tarifa. "No tenemos nada que ver y somos una víctima de la gestión de terceros".