Escucha esta nota aquí

El monseñor Sergio Gualberti, arzobispo de Santa Cruz, celebró la homilía dominical a puertas cerradas y sin la asistencia de fieles, en la catedral, en cumplimiento con el Estado de Emergencia Sanitaria por la pandemia del coronavirus, que instruye el aislamiento total durante el fin de semana.

Dentro su reflexión, el sacerdote pidió a la población cumplir con responsabilidad las medidas adoptadas por las autoridades, ante la proliferación del mal, sobre todo en Santa Cruz, región que concentra 44 casos confirmados.

La celebración:


“Actuemos con responsabilidad, cumpliendo con las medidas de orden público y las normas sanitarias, sabiendo que depende de cada uno de nosotros que se controle o que se extienda la pandemia”, expresó el monseñor.

También pidió “desatar las vendas del egoísmo y del miedo que paralizan y de la cobardía que hace reaccionar con irracionalidad y hostilidad ante los contagiados por el virus”, en referencia al rechazo que hubo para que reciban atención.

Ayer los ministros de Gobierno y de Defensa, Arturo Murillo y Fernando López, respectivamente, lamentaron que ese departamento sea el que menos acate la cuarentena total y más infractores tenga, advirtiendo que se acabó el tiempo del “por favor” para asumir acciones, porque, de lo contrario, no se podrá frenar el contagio del mal.