Escucha esta nota aquí

Alrededor de 50 personas, todas cruceñas, llegaron hoy a nuestro departamento luego de viajar por varias horas desde Pisiga, en la frontera con Chile. Este grupo forma parte de los 626 connacionales que dejaron el vecino país, para volver a su tierra.

EL DEBER acompañó, de forma exclusiva, el ingreso del bus que traía a los connacionales, que una vez estuvieron en la zona urbana se retiraron hacia inmediaciones del séptimo anillo, con la escolta de dos vehículos policiales y uno militar.

En el hospital municipal del distrito 5 los esperaba un grupo de militares que hacían el resguardo de las instalaciones municipales y en el patio interior del lugar, fueron acomodándose una a una las personas que bajaron del bus, un motorizado de la empresa Trans Buses El Alto, respetando el metro de distancia entre ellos. 

La llegada de los cruceños que salieron de Chile, se produjo alrededor de las 17:30 y personal médico, con trajes de bioseguridad de color blanco y celeste, les tomó la temperatura, los entrevistó y pidió que mencionen sus últimos contactos, para así definir el procedimiento que se seguirá con ellos.

Aún ninguna autoridad de salud, ni municipal, ni de la Gobernación, han dado cuenta de este procedimiento, ni las acciones que se seguirán con los llegados. Se estima que pueden ser aislados, obedeciendo los protocolos de salud establecidos, por los siguientes 14 días ya sea en sus domicilios o en algún centro de salud.