Escucha esta nota aquí

Para concienciar a la población sobre las medidas de prevención contra el coronavirus, las autoridades de Roboré, localidad ubicada a 429 kilómetros al este de Santa Cruz, realizaron la tercera caravana de información. Participaron representantes del gobierno municipal, del sector salud y el párroco de esa localidad, quienes salieron a pedir por altavoz  a los ciudadanos que se cuiden, que cumplan la cuarentena y solo salgan a proveerse de alimentos y productos de primera necesidad en los horarios establecidos. Esta actividad fue ayer entre las 16:30 y las 19:00.

Todo el control también es coordinado con la Policía y las Fuerzas Armadas.

De igual forma, el gerente de Servicios Provinciales del Servicio Departamental de Salud, Doriam Jiménez, viajó a Roboré para dotar de insumos para la toma de muestras a las personas sospechosas de coronavirus; además de entregar equipos de protección para los trabajadores de salud, informó el director hospital Germán Vaca Díez, Juan Padilla. Esperan que los resultados de las muestras tomadas en a los sospechosos lleguen este viernes, lo que permitirá confirmar o descartar el Covid-19.

Se tomaron muestras a tres de las 11 personas miembros de una familia que fueron puestas en aislamiento domiciliario al ser consideradas sospechosas de portar el coronavirus. Se sabe que la familia estuvo de viaje por Cochabamba, donde estuvo en contacto con una persona que dio positivo.

Ayuda

Al igual que en otros municipios, el gobierno municipal de Roboré entrega canastones solidarios  a personas de escasos recursos con algunas raciones como arroz y fideo, entre otros productos.