Escucha esta nota aquí

El comandante general de la Policía Boliviana, Rodolfo Montero, instruyó que los efectivos que sean mayores de 53 años, que padecen enfermedades crónicas y que estén embarazadas deban quedarse en sus unidades o cumplir la cuarentena en sus hogares por el coronavirus.

La orden fue emitida a través de un memorándum, el pasado 23 de marzo, que fue enviado a todas las Direcciones Nacionales y Unidades Policiales para que acaten lo dispuesto.

“Por disposición de su despacho, en cumplimento al Decreto Supremo N.º 4199 y con la finalidad de precautelar la salud de los servidores Públicos Policiales, evitando el contagio y propagación del coronavirus (Covid-19), su autoridad deberá disponer que las y los funcionarios policiales mayores de 53 años en adelante, y las mujeres en gestación, deberán permanecer en las unidades o en su caso estar en cuarentena en sus domicilios”, indica el documento.

Actualmente, los uniformados de la institución del orden están movilizados en coordinación con las Fuerzas Armadas (FFAA), con la finalidad de frenar el avance de la pandemia del coronavirus que hasta el momento dejó 32 personas contagiadas en Bolivia.

Se estima que existen alrededor 40.000 policías destinados en los nueve departamentos del país que cumplen diferentes labores para garantizar el cumplimiento de la cuarentena total que rige hasta el 5 de abril.