Escucha esta nota aquí

Durante su reciente visita a México para promocionar su nuevo álbum Colores, J Balvin estuvo como invitado en el programa 'Montse & Joe' y ahí quedó flechado con la belleza de Montserrat Olivier. Y en una parte de la entrevista hasta le pidió matrimonio.

Siguiendo la tradición, el cantante se puso de rodillas y con la marcha nupcial de fondo, le pidió a la conductora que se casara con él: "¡Cuántas bodas! Feliz año, gracias Dios, por fin salió virgen", gritó Yolanda Andrade, que fue testigo de la petición.

Pero, al final de la propuesta, Montserrat le dijo que no podía casarse con él, sin antes conocerlo: "Yo primero te tengo que conocer, está hermoso tu anillo, pero primero te tengo que conocer", declaró Olivier.

"Pues sí, la verdad yo tampoco compro mujeres, entonces está bien", le respondió el reguetonero.


Al principio de la entrevista, J Balvin se enteró que la también modelo está comprometida con Yaya Kosikova, aún así la invitó "a pecar" con él: "¿Nunca pecaste con un hombre?", le preguntó el cantante, a lo que ella respondió que sí.

"¿Podrías volver a pecar con un hombre?, ¿crees que te pueda hacer la despedida de soltera?", siguió J. Balvin. Fue entonces cuando ambos acordaron que la despedida de soltera sería en Colombia.

Montserrat Oliver y su pareja, Yaya Kosikova, se comprometieron en enero pasado: "¿Qué creen? Nosotras dijimos que sí", compartió la conductora en una publicación en su perfil de Instagram.



En un video que publicó Oliver se puede ver que la petición se llevó a cabo en una pequeña cabaña con el nombre de Moya. Tras pasar la puerta de madera, en un tapete que decía "Hello", a Yaya la esperaba un escenario lleno de luces, con un letrero de Love, corazones esparcidos, dos cojines -entre los cuales en una bolsita de terciopelo estaba el anillo- y champán para brindar.

La historia de amor de Kosikova y Montserrat comenzó en Nueva York, donde se conocieron gracias a amistades en común y porque participaron en el mismo evento, de aquella ocasión hablaron por primera vez también en una campaña de Tifanny & Co., en la que recordaron cómo fue su primera cita y su primer beso.