Escucha esta nota aquí

Para buscar ideas que ayuden a enfrentar la crisis que generará el coronavirus en el país, la Cámara Nacional de Comercio (CNC) habilitó un canal digital de manera que las empresas del sector planteen soluciones para mitigar el impacto generado por este mal en la economía. Entre las primeras propuestas planteadas por los empresarios está: el congelamiento de los salarios durante 2020, que las compañías suspendan el pago a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y obligaciones patronales, y la postergación en el pago de impuestos por tres meses, además de establecer moratoria en el pago de créditos.

Todas estas propuestas fueron enviadas por las empresas al sitio www.cncn.bo/cncenaccion  el portal sigue habilitado y las firmas interesadas pueden enviar otras sugerencias, que serán elevadas por la CNC al Gobierno central.

“Este canal permite a cualquier empresario o empleador interactuar con nuestra organización para lograr mejorar algún procedimiento o normativa vigente, en éste momento complicado y crítico para toda la población boliviana”, explicó Gustavo Jáuregui, gerente general de la CNC.

Desde el 22 de marzo Bolivia cumple una cuarentena total, medida que adoptó el Gobierno para frenar el avance del coronavirus en el país. Hasta la fecha existen más de 30 personas contagiadas con el mal, siendo Santa Cruz el epicentro con 18 casos registrados.

En detalle

Desglosando las propuestas Jáuregui dijo que abordaron cuatro ejes: el financiero, laboral, tributario y logístico.

En el tema financiero uno de los principales planteamientos es establecer moratoria en el pago de créditos, a esto se suma la idea de abrir líneas de crédito para impulsar la digitalización y contrarrestar la pérdida de flujo de caja en las empresas.

El congelamiento de salarios en la gestión 2020, es otra de las sugerencias en el eje laboral. Además, plantean proteger la estabilidad laboral “liberando a las empresas de obligaciones patronales que resten liquidez y pongan en peligro el abono de salarios mensuales (AFP, Cajas de Salud, aportes patronales)”.

La prórroga en el pago de impuestos de los periodos fiscales de enero, febrero, marzo 2020 y los meses que vengan en delante de al menos un trimestre; luego de finalizada la emergencia sanitaria, es otra de las ideas que exponen los empresarios en el sitio web, en cuestión de política tributaria.

Siguiendo el eje impositivo el sector comercial recomienda prorrogar “el vencimiento de la presentación de Estados Financieros, Dictamen de Auditoría Externa, Información Tributaria Complementaria, Estudios de Transferencia y otra información anual para los contribuyentes con vencimiento al 31 de diciembre de 2020 por un plazo de tres meses”, una vez finalice el periodo de emergencia sanitaria.

Por último, sugieren una reducción de impuestos (IVA+IT) en sectores altamente afectados por la pandemia.

En lo logístico y de operación exigen eliminar trabas operativas en comercio exterior para garantizar el flujo logístico y de abastecimiento. Además, de considerar mecanismos para congelar pagos de alquileres en emprendimientos afectados por la cuarentena.

Asimismo, la digitalización de procedimientos ante instancias estatales y eliminación de burocracia que afecta al sector empresarial.