Escucha esta nota aquí

La Policía Federal ejecutó este jueves operativos conjuntos en cinco estados de Brasil con el fin de desmantelar una organización criminal que se dedica al tráfico de sustancias controladas de Bolivia. La investigación policial comenzó hace un año, según detalla la Fiscalía en una publicación del diario globo.com, y permitió la detención de 17 personas, además de la incautación de una gran cantidad de bienes, entre los que se cuentan dos aeronaves.

Siete de los detenidos cayeron en el estado de Santa Catarina, mientras que los aviones fueron incautados en Barreiras y Feira de Santana. También los agentes encontraron extractos bancarios, computadoras y teléfonos celulares, que ayudarán a esclarecer el funcionamiento de la red.

La Fiscalía de Brasil, según la publicación del diario brasileño, explicó que el grupo utilizó aviones y aeródromos para llevar droga desde Bolivia a Brasil y no solo revenderla en el vecino país, sino que trasladarla a otros. Para esta actividad criminal la banda utiliza los puertos en Santa Catarina y otros estados. Se sospecha que esta organización también se dedica al contrabando de armas.

“Hay una 'profesionalización', por así decirlo, con división de tareas, personal responsable de la logística portuaria, del transporte terrestre, entre otros. Intercalan a cada uno en su área, todos en el mismo grupo criminal ”, le dijo Gustavo Trevisan, representante de la Fiscalía a Globo.

Lo decomisado durante un año

La Policía Federal le seguía el rastro a este grupo criminal desde hace un año. En este periodo ejecutó varios operativos que le permitió incautar diez aviones, además de los dos incautados este jueves, así como dos toneladas de cocaína en julio de 2019 y armas.

Estas acciones permitieron descubrir que los principales sospechosos tenían activos millonarios registrados a sus propios nombres y de terceros, de modo que solicitó el bloqueo de cuentas de 25 personas investigadas y el secuestro de ocho propiedades y 19 vehículos. Entre los activos incautados se encuentran apartamentos en Itapema, una granja en Canelinha y dos autos de lujo.

Según el Ministerio Público Federal (MPF), que monitorea la operación, los aeródromos utilizados para el transporte de drogas se encuentran en Santa Catarina, Paraná, São Paulo, Mato Grosso do Sul, Mato Grosso, Pará y Amazonas.