Escucha esta nota aquí

La canciller Karen Longaric afirmó que el Gobierno transitorio de Bolivia busca relaciones exteriores “desideologizadas” y beneficiosas para los intereses del pueblo boliviano.

Longaric dijo que hay que fortalecer las relaciones diplomáticas con todos los países y, particularmente, con aquellos cuya relación es importante para diversos sectores productivos bolivianos.

“Es muy importante atraer nuevas inversiones a Bolivia, es por eso que enfatizamos en determinadas relaciones bilaterales, entre ellas Estados Unidos (...), con la China, con Rusia. Aquí no se van a ideologizar las relaciones con ningún país del mundo; todo lo contrario, la pretensión de esta Cancillería es velar por los intereses del país en relaciones internacionales absolutamente desideologizadas”, indicó.

En el caso particular de Estados Unidos, añadió que “el nivel de relaciones que mantuvo el anterior Gobierno y las medidas extremas que tomó, por ejemplo, expulsando a Usaid, renunciando al Atpdea y otras medidas, lo único que hizo fue lesionar los intereses de determinados grupos, por ejemplo, los pequeños y medianos empresarios”.

La jefa de la diplomacia boliviana agregó que el Gobierno apelará al respeto y cordialidad para lograr ese objetivo, además de recursos humanos calificados para encarar ese trabajo.

Explicó que en el anterior Gobierno todas las embajadas y consulados de Bolivia fueron copadas por gente afín a la ideología del Movimiento Al Socialismo (MAS), por lo que ahora se busca poner gente experimentada, profesional e idónea en esos cargos.