Escucha esta nota aquí

Rafael Veliz/ Cleidy Torres

Luego de quedar expuesto por Fernando del Rincón, periodista de CNN, el exlíder cívico cruceño, admitió haberle filtrado un audio de una reunión que sostuvo con Marco Antonio Pumari, presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), en el marco de la negociación para la conformación de un binomio que participe en comicios generales en 2020.

En la entrevista, de casi 40 minutos, el exlíder cívico comienza a exponer los motivos de su visita a Estados Unidos, en la que sostuvo una reunión con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y así como los motivos de su candidatura a la Presidencia de Bolivia, para finalmente hablar de la filtración de un audio en el que Camacho acusa a Pumari de pedirle $us 250.000 y en control de aduanas en Potosí; mientras que él le responde que se trata de recursos “logísticos” para la campaña.

Este audio filtrado el domingo 8 de diciembre, fue interpretado en redes sociales como la declaración de la ruptura entre los líderes que encabezaron los 21 días de protestas en contra el fraude electoral.

En el segundo bloque del programa, del Rincón le pregunta al expresidente del Comité pro Santa Cruz: “¿Usted es transparente y frentero?” y él responde que sí. El periodista insiste con la pregunta y Camacho se ratifica.

En ese momento fue que del Rincón encara al expresidente cívico para decirle: “Me da mucha pena, yo soy periodista, usted me envió a mí ese audio, (de) 45 minutos. Usted sabía de ese audio antes del domingo”.

Ante esta revelación, Camacho intenta reponerse al explicar que sí sabía “del audio”, pero no de la filtración antes del domingo. Luego dice que la grabación que le envió no era la misma de ese domingo, que era de casi tres horas.

“El audio que se filtró de Marco era de 2 horas con 50 minutos; no de 45 minutos”, dice Camacho.

“Pero en el audio que usted me envía se habla de las aduanas”, le responde del Rincón; “pero no se habla de los $us 250.000”, dice el excívico. El entrevistador no afloja con el interrogante y le afirma que “entonces usted sabía que se estaban grabando”.

El exlíder cívico cruceño trata de cerrar la polémica diciendo que no es el mismo audio filtrado, y que no es la misma reunión. Luego se ‘enreda’ al responder si sabía o no que se estaban grabando las conversaciones y desde cuándo.

“Son dos audios. (Del primero) le dije quién me lo pasó. Le dije que esta es la prueba de que sí me aceptó ser vicepresidente; le dije pregúntele a él si aceptó ser vicepresidente. No hablaba de los $us 250.000. Le dije me lo pasaron del hotel”, manifestó Camacho.

Luego del Rincón cuestiona que de la misma forma que se consiguió el primer audio, se pudo conseguir el segundo (y filtrarlo); también apunta que en ese primer audio ya se habla de las aduanas.

“A mi me parece que la intención es que algo de ese material se utilizara en un medio como CNN y se filtrara”, remarca el periodista.

Al cierre del debate, Camacho pone en debate de sí está bien o no la difusión de audios de reuniones privadas. Asegura que a nivel personal no le molestaría que le suceda, porque no tiene “nada que esconder”. También reitera que del hotel le pasaron audios y videos.

Pumari no opina

Consultado, Marco Antonio Pumari, presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), manifestó que no iba a declarar y reiteró que su candidatura depende de lograr consensos con otras fuerzas.

“No me parece que sea justo, no voy a dar declaraciones al respecto, yo no voy hacer leña del árbol caído”, expresó sobre Camacho.

Pumari aseguró que busca los consensos necesarios para concretar un bloque de unidad. “Hemos sostenido varias reuniones con varias organizaciones civiles, no con partidos políticos, pero sí hemos conversado con Carlos Mesa para llegar a un consenso sin condiciones”, dijo.

El cívico indicó que espera que pueda lograrse un consenso más allá de candidaturas. “Yo no soy candidato en este momento, si bien puedo ser una opción pero eso no está cerrado; va ser el ciudadano el que decida”, añadió.

Partidos critican

Para representates de varios frentes políticos las revelaciones de Camacho en CNN fueron “vergonzosas”, además que anticiparon que iba a tener un efecto negativo desde el punto de vista electoral.

Para el vocero de Comunidad Ciudana (CC), José Antonio Quiroga, es efectivamente es un hecho bochornoso, son cosas que no deberían ocurrir en una política democrática abierta y con transparencia, es penoso todo lo que ha sucedido, esto quedará como un antecedente y podría cobrarle una factura muy elevada a las pretensiones de Camacho”, declaró.

Mientras que Vladimir Peña, vocero de Demócratas, señaló que la entrevista “más que esclarecer, oscurece aún más la filtración de estos audios”. Observó que en esta entrevista se desvela que hay muchos más audios, y que Camacho tenía conocimiento previamente de la existencia de la grabación cosa que había negado cuando se difunde tras su supuesta filtración.

“Las explicaciones de cómo llegaron a él los audios involucrando a un hotel genera muchas consecuencias, la forma en la que se está revelando con relación a ambos líderes cívicos, bochornoso, generando descrédito para ellos y frustración para los ciudadanos que los apoyaron”, dijo.

Para Henrry Cabrera, diputado del MAS, las declaraciones de Camacho terminan de sepultar las posibilidades de conformar un binomio entre ambos, y desvelan su inexperencia y falta de propuesta.

“No es lo mismo llegar a una candidatura o conformar un binomio, por el solo hecho de haber estado reunidos en una protesta. Lo que se ve es que hay mucha angurria de poder. No hay confianza entre ambos”, dijo.

Cabrera opinó que deben haber muchas más grabaciones que se hicieron con el fin de desprestigiarse entre ellos. Aunque añade que “fue una mala estrategia”.

Añadió que cree que el votante definirá la sanción en las urnas.

Hotel lo niega

La afirmación de Camacho de que hay un hotel que graba las reuniones de sus huéspedes y que luego las ofrece fue otra de las polémicas de la noche del viernes que encendieron las redes sociales.

“O sea, en algún lugar de este país hay un hotel en el que ‘alguien graba, saca fotos y vaya uno a saber qué cosas más’, y se las da a un precandidato presidencial. Al menos eso le dijo él a Fernando del Rincón en su programa. Averigüen para no ir”, expresó el periodista Carlos Valverde, a través de redes.

Ayer por la mañana circuló un falso comunicado (un desmentido) que vinculaba al hotel Cortez con lo dicho con Camacho; lo que obligó a que la administración de esta empresa hotelera dé un pronunciamiento.

“El directorio y la gerencia general del hotel Cortez informan que en nuestros salones la privacidad, reserva y confidencialidad están garantizadas para todos nuestros clientes. En nuestros salones no contamos con equipos de grabación audiovisual de ningún tipo”, señalaron en el documento.

“Nuestra comunicación institucional sólo se emite a través de nuestras cuentas oficiales”, añadió el hotel en su comunicado de Facebook para desmentir el archivo falso que había circulado.

Analistas advierten efectos

Para Marcelo Arequipa, politólogo, el escenario preelectoral está ingresando en un periodo de ‘espectacularización’ de la política en extremo nivel de banalidad.

Cree que esto tendrá un impacto negativo en las aspiraciones electorales de Camacho, pero más en la parte occidental del país, en donde desde hace un tiempo había un rechazo regional, que ahora se refuerza y tiende a incrementarse.

Sin embargo, no cree que afecte a la tendencia electoral en el oriente boliviano. “No creo que melle a su núcleo duro de votantes. Pero si antes había un rechazo en el occidente, ahora se incrementa más”, añadió.

En el caso de Pumari, ve que encaró mejor la polémica de los audios, al limitarse a decir que “no pidió dinero por su candidatura” y sí para “logística electoral”, y no complicarse con mayores explicaciones. Además, que su participación en las nuevas elecciones generales aún no parece un hecho.

Para José Luis Santistevan, constitucionalista, la fortaleza de Luis Fernando Camacho radica en la fe que tiene la gente sobre su palabra, por la lucha que realizó desde el Comité, por lo que cree que esa confianza “sigue intacta en los ciudadanos”.

Sobre el audio que se hizo viral el anterior domingo, cree que no fue filtrado por la gente de Camacho, sino que responde a ataques “de la vieja práctica de hacer política” de los partidios tradicionales.

Ve a Pumari más comprometido en una situación crítica porque es quien habla de dinero y cargos públicos.

EL DEBER intentó contactarse ayer con Camacho, sin embargo no contestó los mensajes, ni se pronunció sobre este tema a través de sus redes sociales.