Jean Arnault llegó a La Paz. El enviado del secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, se reunió ayer con la presidenta Jeanine Áñez y en su misión tiene dos objetivos: contribuir con mecanismos para pacificar el país y ayudar a la convocatoria a elecciones generales. Mientras, el Movimiento Al Socialismo (MAS) convocó a sesión para abordar el llamado a los comicios y Unidad Demócrata (UD) advirtió que la verdadera intención de los masistas es rechazar la renuncia de Evo Morales. 

Arnault aterrizó en la sede de Gobierno el viernes por la noche. Ayer, se reunió con Áñez en Palacio Quemado y anunció que hoy empezará a contactarse con los actores políticos y mediadores para reiniciar el diálogo. El diplomático señaló que su arribo en Bolivia tiene dos objetivos: lograr la paz y ayudar en el proceso electoral con una nueva convocatoria. 

“Lo importante es encontrar una solución pacífica a esta crisis; es decir, la necesidad de poner la protección de la vida por encima de los cálculos políticos, la necesidad de apresurar la salida política. Llegando acá me doy cuenta que hay varios esfuerzos que nos alientan mucho (...) Nos sentaremos a conversar sobre estos dos lineamientos: la no violencia, de la pacificación y de la necesidad urgente de un diálogo y la necesidad de construir al objetivo anhelado de la celebración de elecciones libres, transparentes e inclusivas”, detalló Arnault tras reunirse con la mandataria. 

El diplomático acotó que viajará a diferentes regiones para sostener reuniones con los actores políticos y sociales. Insistió en que existen avances en la mesa de negociación y que eso es importante para llegar a consensos. 

El Gobierno y el MAS se reunieron al menos en cinco oportunidades con el objetivo de lograr la pacificación del país. Mientras el diálogo avanzaba, el expresidente Evo Morales estaba en contacto con sus bases que realizan protestas en La Paz y Cochabamba, según lo expresó el exjefe de Estado desde México, donde se encuentra con asilo político.

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, aclaró que el Gobierno no garantizó la “impunidad” de Evo Morales y aseguró que el exmandatario puede retornar al país, pero a la vez puede ser sometido a la justicia. 

Llamado a sesión

En la Asamblea Legislativa, el MAS convocó ayer a sesión para el martes con el fin de convocar a elecciones. No obstante, el senador Óscar Ortiz, de Unidad Demócrata, la calificó de ilegal. Además, advirtió que la verdadera intención del MAS es rechazar la carta de renuncia de Evo Morales.

“Ambas presidencias decidieron llevar una asamblea el día martes a las tres de la tarde, para lo cual convocamos a las otras dos fuerzas políticas para que sean partícipes. Tenemos toda la predisposición de poder trabajar juntos y llevar adelante una nueva elección”, remarcó la presidenta del Senado, Eva Copa, del MAS. 

Mientras, el presidente de Diputados, Sergio Choque, ratificó que la sesión del martes abordará la “convocatoria a elecciones generales” y señaló que las presidencias de ambas cámaras buscan una salida a la crisis. 

El senador Óscar Ortiz adelantó que la bancada de UD no asistirá a la sesión porque es ilegal. Insistió en que el llamado del MAS tiene el objetivo de rechazar la renuncia de Evo Morales, que la hizo pública el 10 de noviembre antes de salir rumbo a México, después de que la OEA confirmara, en el informe preliminar de la auditoria electoral, que existió fraude en las elecciones del 20 de octubre.

“La convocatoria a Asamblea Legislativa por los presidentes las Cámaras de Senadores y de Diputados elegidos en sesiones viciadas de nulidad, es ilegal. Buscan desestabilizar la transición democrática rechazando las renuncias de Morales y de García. El MAS busca la convulsión”, escribió Ortiz en su cuenta de Twitter. 

Ayer, al finalizar la tarde, Copa informó a este medio que se encontraba en reunión con su bancada en la que se debatía la suspensión de la sesión. El jefe de bancada del MAS en Senado, Efraín Chambi, dijo que la finalidad del partido opositor es, primero, pacificar el país. En esta organización se mostró ayer división por el llamado a sesión.