Grandes llamas amenazan localidades a 40 minutos de Santa Cruz, entre Porongo y el Urubó, según informó el grupo Bomberos Voluntarios UUBR. 

"Estamos desde las 11:30 y no podemos controlar el fuego. El humo es similar al que vimos en la Chiquitania y el acceso a la zona es difícil", explicó a EL DEBER Álvaro Castillo, comandante del grupo de bomberos que se encuentra en el lugar.

Según explicó el bombero, un equipo de nueve especialistas se desplazaron a esa zona en tres vehículos de intervención rápida todoterreno, pero les hace falta más personal para hacer líneas de contención. El calor y el viento empeoran la situación.

"Necesitamos que lleguen los bomberos, pero están tardando demasiado y el fuego ya amenaza algunas propiedades", afirmó Castillo.