La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile informó este viernes sobre una operación antinarcóticos en Santiago en la que se desmanteló un laboratorio clandestino de drogas y se decomisó más de media tonelada de cocaína.

El operativo se realizó en una barriada del sur de la capital en el que también se consiguió la detención de cuatro personas, dos de ellas de nacionalidad boliviana, explicó a la prensa el jefe nacional Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado, el prefecto inspector Leonardo Torres.

"Ha permitido la detención de cuatro personas integrantes de una organización criminal transnacional quienes se dedicaban a internar drogas a nuestro país a través de pasos no habilitados y además se logró desmantelar un laboratorio clandestino para el abultamiento de cocaína base", dijo Torres.

La forma de operar de esta organización de narcotraficantes consistía en introducir desde Bolivia la cocaína de alta pureza de forma ilegal en Chile, realizar su acopio en la capital y mezclarla con químicos para multiplicar la producción.

"Calculamos que el ingreso de la droga bordeaba los 200 kilos y querían llegar a producir alrededor de 600 kilos. Durante la desmantelación del laboratorio además se incautaron casi 300 kilos de sustancias químicas como carbonato de sodio, ácido sulfúrico y otros elementos que permitían transformar la droga y hacer casi el triple de la que ingresaron", destacó la autoridad.

En el laboratorio, en el barrio de Maipú, dos ciudadanos bolivianos se encargan de "cocinar" la cocaína durante más de 24 horas consecutivas.

"Utilizaron sistemas de ventilación y estaban trabajando de forma muy sigilosa con el propósito de no alertar a los vecinos (...) Fueron detenidos cuando salían a ventilarse y tomar aire porque las condiciones dentro eran muy peligrosas y debían salir a tomar aire cada cierto rato", agregó Torres.

Para la PDI el operativo ha supuesto un "decomiso bastante importante", más aún con la proximidad de las fiestas patrias chilenas el próximo 18 de septiembre.

"Estamos hablando de más de media tonelada de droga y lo relevante es que en las fiestas patrias que se acercan ahora, el propósito era surtir de esta droga a diversos traficantes y microtraficantes de los sectores sur de nuestra capital", informó.

Las autoridades calculan que la cocaína ya adulterada podría haber alcanzado en la calle un beneficio para los narcotraficantes de más de 1,1 millones de dólares.