SANTA CRUZ

Nuevo paro de salud, de 48 horas, en los hospitales de 1.er y 2.º nivel


Los trabajadores de salud protestan contra la Alcaldía por la reposición de especialistas que han dejado sus cargos vacantes y por viáticos. En Cochabamba se formaron tres mesas de técnicas para el SUS


El presidente de los médicos y la delegación cruceña, en su ingreso a la reunión. Foto: Jorge Uechi
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 5 días

La salud nuevamente en paro. Esta vez tocó a los trabajadores de salud, que decidieron tomar la extrema medida, de 48 horas, es decir, hoy y mañana, en los hospitales de primer y segundo nivel, aduciendo que la Alcaldía no los llamó a dialogar para escuchar sus demandas, entre las cuales está la reposición de ítems del personal profesional, el pago de viáticos de vacunación a 10 funcionarios del hospital Francés y la dotación de ropa de trabajo correspondiente a las gestiones 2017 y 2018.

Por otro lado, los médicos, que llevaron adelante similar medida en los tres niveles de hospitales, entre el martes y el miércoles, aceptaron reunirse ayer en Cochabamba con la ministra de Salud, Gabriela Montaño, donde también participó la dirigencia nacional de los galenos y de los otros colegios médicos departamentales. Al final del encuentro procedieron a conformar tres mesas técnicas de trabajo rumbo a la implementación del Sistema Único de Salud (SUS) en todo el país.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, explicó que dichas mesas comenzarán a trabajar desde el martes en La Paz. “En la primera mesa se tratará el proceso de institucionalización; en la segunda se hablará de la inclusión de los profesionales de salud en la Ley General del Trabajo; y en la última se analizarán los 11 puntos de la demanda del Colegio Médico de Bolivia”, detalló Montaño.



En el tema municipal

Roberth Hurtado, ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores de Salud de Santa Cruz, confirmó el paro, pues durante toda la jornada anterior no pudo reunirse con las máximas autoridades del gobierno municipal, a las que les iba dar a conocer que deben cancelar el retroactivo de los 2.400 contratos de salud del año pasado.

“Rechazamos la designación de personal administrativo innecesario en las redes de salud y en los nosocomios de segundo nivel, pues dichas personas se niegan a ejercer las funciones que les compete y solo amenazan con llamar a sus avales políticos”, reveló Hurtado.

En lo que respecta al punto número uno del pedido, que se refiere a la reposición de ítems y contratos de salud para los cargos que han dejado vacantes los médicos especialistas y enfermeras tituladas, el secretario de Desarrollo Humano, Fernando Sattori, aseguró que está en pleno proceso de búsqueda para su posterior contratación.



“Respetamos el derecho a protestar de los trabajadores, en el caso del paro médico si el Ministerio de Salud lo declara ilegal procederemos a descontar al personal. No vemos motivos para que haya protestas si el lunes nos hemos reunido con los trabajadores de salud, a los que hemos prometido hacer el mantenimiento correctivo en los centros de salud que estaban dañados”, refirió Sattori.

En el tema por el SUS

Más de cuatro horas duró el encuentro entre los médicos con la titular del Ministerio de Salud y sus técnicos en Cochabamba, hasta que se firmó el acta de entendimiento para la implementación, a partir del 21 de mayo, de las tres mesas de trabajo, dejando por el momento a un lado la medida que se había previsto para la siguiente semana, de un nuevo paro, esta vez de 72 horas, en los nosocomios cruceños.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, indicó que lo más importante es que se debe tomar en cuenta la Ley 3131, del ejercicio de la profesión, que habla de la carga laboral, así como de varios beneficios adquiridos. “Pedimos que sean contratados los mejores profesionales, así como la dotación de equipos e infraestructura en los hospitales para dar adecuado servicio del SUS”, manifestó.

“Las mesas técnicas serán flexibles porque hay puntos que debe ser debatidos”, añadió la ministra Montaño.





 




En esta nota