CRIMEN EN BRASIL

Niño fue asesinado dos días después de sus padres; piden al sospechoso entregarse


Gustavo Vargas le dijo a su esposa que viajaría para trabajar en una empresa y que solo saldría los fines de semana. Sus familiares en La Paz le pidieron entregarse


Gustavo Vargas Arias es buscado por ser el principal sospechoso del triple crimen
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/01/2019

Según la autopsia realizada en Brasil, Jesús Reynaldo Condori Roque (39) y su esposa Irma Morante Sanizo (38) fallecieron el 23 de diciembre, y dos días después, su hijo Gian Abner (8). Esa fue la información recibida por los familiares, señaló a EL DEBER Gladys Morante, hermana de Irma.

Estos datos coinciden con lo que los vecinos de la casa de los fallecidos contaron a la Policía: que el principal sospechoso del crimen, Gustavo Vargas Arias (cuñado de Irma), estuvo en poder del niño un par de días. Luego de matarlos, llevó los cuerpos a una casa que él alquiló en el municipio de Itaquaquecetuba, al este de Sao Paulo, donde la Policía los halló la noche del martes envueltos en plástico y colocados en maletas.

El comandante nacional de la Policía, Rómulo Delgado, indicó que la Cancillería y las instancias diplomáticas en Brasil están trabajando en el pedido de la familia de ayuda para tramitar la repatriación de los cuerpos.

Mientras tanto, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Johnny Aguilera, afirmó que se está coordinando con la Policía Federal de Brasil y que se maneja la hipótesis de un conflicto de dinero como móvil del triple crimen.

Gustavo recibió al niño el 23

Los testimonios recogidos por los familiares en Brasil, por parte de una prima, refieren que la mañana del 23 de diciembre, Irma acudió a su casa para dejarle encargado a su niño. “Mi prima Lidia dice que Irma llegó temblorosa, pálida, asustada y le dijo: ‘te dejaré a la guagua’, y se fue”.

Según las investigaciones policiales, ese día fue el último que familiares y vecinos vieron con vida a Irma y a Jesús Reynaldo.

Sergio Morante, hermano de Irma, comentó que la sociedad que tenían en un taller de costura Jesús Reynaldo e Irma, con Gustavo, había terminado el 17 de diciembre. Gustavo se había ido a vivir a casa de su hermana.

Por eso, la noche del 23 de diciembre, cuando fue a dejar al niño a la casa de Irma, a Lidia le llamó la atención que Gustavo Vargas abriera la puerta porque sabía que ya no vivía allí. Gustavo le dijo que la pareja se estaba alistando para salir de viaje a Bolivia y por eso, él recibió al niño.

Según los testimonios de vecinos, Gustavo y otras dos personas estuvieron consumiendo bebidas alcohólicas en esa casa del 23 al 25 de diciembre, fechas en las que, según la autopsia, fallecieron la pareja y el niño.

Virginia Mamani, esposa de Gustavo, comentó a los familiares que sostenía una mala relación con su esposo y que este le dijo que el 22 de diciembre debía ingresar a trabajar a una empresa, en un lugar alejado, y que para ahorrarse el transporte, debía quedarse allí y solo saldría los fines de semana.

La mujer, junto con primos de la pareja, fueron quienes llevaron a la Policía a la casa de la pareja y luego dieron con la casa donde estaban los cuerpos.

Le piden que se entregue

La familia del principal sospechoso del triple crimen, se presentó ayer a la Policía en La Paz y públicamente le pidieron que se entregue .

“Mi hijo es inocente, no pienso que haya cometido semejante cosa. Quiero pedir que me ayuden y nosotros también queremos ayudar. Si llega mi hijo, lo vamos a entregar a la Policía. Si tiene su pecado, lo pagará”, dijo su madre.

Uno de sus hermanos acotó: “le pedimos que se entregue, por sus hijas, que se aclare la situación”.

Gustavo era esposo de una de las hermanas de Irma Morante (38), una de las víctimas. Había llegado a Brasil hace siete años para trabajar en la pequeña empresa de costura que tenía la pareja y que en los últimos meses tuvieron conflictos en la casa que compartían, según la familia de los fallecidos, quienes creen que Gustavo puede haber huido hacia Bolivia buscando apoyo de sus familiares o hacia Argentina.

Además aclararon que la esposa de Gustavo Vargas, no está prófuga como se difundió a través de redes sociales, sino que ha estado colaborando a las investigaciones policiales en Brasil.

Sobre los dos amigos de Gustavo aprehendidos, se conoció que se defenderán en libertad.