SEGURIDAD

Modelo y esposa de Higa, con arresto domiciliario


Fueron imputadas por asociación delictuosa, confabulación y encubrimiento, delitos por los que ya hay cinco detenidos


Yovanka Fernández, de chaleco, y Adriana Méndez, de chamarra roja, en su audiencia ayer en Palacio
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 5 días

La jueza Ana Gloria Rojas determinó el arresto domiciliario de Yovanka Fernández, esposa de Mauricio Higa, y de la modelo Adriana Méndez, dentro de las investigaciones por sus supuestos vínculos con el narco extraditable Pedro Montenegro Paz.

Ambas deberán permanecer en sus domicilios por las noches desde las 20:00, hasta las 7:00 del día siguiente, además de que Fernández deberá pagar una fianza de Bs 300.000 y la modelo de Bs 100.000.

La jueza dio un plazo de 20 días para que hagan efectivos esos pagos, ya sea en efectivo o con la anotación de un inmueble por ese valor.



El fiscal Gerardo Balderas, en representación de la comisión que también la componen Luis Enrique Rodríguez y Marcos Arce, señaló que Yovanka Fernández tiene un flujo de más de 30 llamadas a Pedro Montenegro, las que hizo desde un teléfono satelital para evitar ser detectada.

Además, en las investigaciones hay indicios de que su esposo, Mauricio Higa, que fue imputado por los mismos delitos que ella y está detenido en Palmasola, supuestamente ‘lavaba’ dinero de Montenegro a través de una empresa constructora que está a nombre de ella.

La pareja Higa Fernández aparece en la lista de invitados que este año viajaron a Cartagena, Colombia, llevados por Montenegro a pasar las fiestas de Carnaval. Ellos aparecen en la foto junto a los detenidos Fernando Moreira, Robin Justiniano y Kurt Brun.

La versión de la modelo



Con respecto a la modelo Adriana Méndez, también se conoció un flujo de llamadas con Montenegro, además de que ella también viajó a Cartagena, aunque en una fecha distinta al resto. Coincidió en algunos días en los que Montenegro estuvo en esa ciudad, además de que se alojó en el mismo hotel.

Durante la audiencia, la modelo señaló que su único delito fue “salir con Pedro Montenegro” y seguir viéndolo después de enterarse “hace poco tiempo atrás de que era casado”. Agregó que “no sabía de las ganancias ilícitas de este señor”, aseveró.

Méndez dijo que el departamento de la avenida Los Cusis no es suyo, sino que vive en alquiler y que no posee vehículos a su nombre, excepto uno de industria china que paga a crédito.

Carlos Trigo, abogado de la modelo, cuestionó el monto de la fianza pues señaló que su clienta es estudiante y que no ostenta los bienes que señala la Fiscalía.

El jurista afirmó que el extraditable que se presentó como empresario, con otra identidad, que le ofreció hacer algunos trabajos publicitarios como modelo y que “trató de seducirla con engaños”.





 




En esta nota