SEGURIDAD

Medina y Moreira, detenidos por nexos con narco extraditable


Fiscalía citará al hijo de Medina, a la esposa de Moreira y a varias personas que aparecen en la fotografía en Cartagena (Colombia) festejando Carnaval. Hoy irán ante un juez. Su defensa ve injusta la detención


El ex jefe de la Felcc, que en enero fue ratificado por segunda vez, salió esposado. FOTOS: J. UECHI / J. GUTIÉRREZ
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/04/2019

El ex director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, (Felcc), coronel Gonzalo Medina y el capitán Fernando Moreira, tendrán que responder en el transcurso de hoy ante un juez cautelar por los supuestos delitos de sustancias controladas, asociación delictuosa, confabulación y encubrimiento por sus posibles nexos con el extraditable Pedro Montenegro Paz, que tiene una orden de detención del Tribunal Supremo de Justicia, con fines de extradición a Brasil por tráfico internacional de drogas.

La caída de Medina y de Moreira, justo a los ocho días de la publicación de una fotografía reveladora, generó un verdadero terremoto político en el país entre opositores y oficialistas.

El diputado Tomás Monasterio pidió la renuncia del ministro de Gobierno, Carlos Romero. Dijo que en cuatro años de gestión, Medina siempre estuvo por encima de los comandantes y afirmó que gozaba de padrinazgos.



Otros diputados aseguraron que Medina se dio el lujo de hacer cambiar a un comandante general que trató de indagar sus actos. Mientras que en el oficialismo, como el diputado Édgar Romero, expresó que Carlos Romero es uno de los ministros más exitosos, que cumplió con su labor y no le tembló la mano para sancionar a un coronel y un capitán por sus nexos con el narcotráfico.

En 8 días cambió la historia

La vida de los dos exjefes de la Felcc cambió el miércoles de la semana pasada, cuando se hizo pública la fotografía de una recepción social de Carnaval en Cartagena (Colombia).

En esa fotografía, registrada en los primeros días de marzo, aparecen el extraditable Pedro Montenegro Paz, el capitán Fernando Moreira y su esposa, Esther Guiguita Arteaga, el abogado Robin Justiniano, hijo del coronel Medina, además de otras personas.



Luego de esa imagen, el silencio se apoderó de los jefes y comenzó a indagarse qué había pasado en realidad durante aquel viaje, hasta que los jefes policiales acudieron a prestar sus declaraciones en la Fiscalía de Sustancias Controladas desde las 8:30 de ayer, acompañados de sus abogados.

En medio de una intensa lluvia, Medina llegó a la Fiscalía antinarcóticos de la calle 24 de Septiembre; antes de las 8:00, ingresó con su abogado Joadel Bravo. En el interior estuvo sentado, esperando, por más de dos horas, hasta que los fiscales Luis Enrique Rodríguez y Marcos Arce se hicieron presentes para tomarle su declaración.

Alrededor de las 10:00 ingresó Moreira, junto a su abogado Abraham Quiroga. Ya para esa hora el ministro de Gobierno, Carlos Romero, había indicado que Montenegro había sido invitado a actos oficiales de la Felcc en 2017 y 2018, además de señalar que Moreira había viajado hasta Cartagena (Colombia), junto a Montenegro, de quien dijo se movía en el país con una identidad falsa, la misma que sería, según fuentes policiales, la de Pedro Hoffman Sainz.

Poco después llegó un contingente de policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), armados con ametralladoras de grueso calibre, como si fueran a un enfrentamiento con narcos, y tomaron control de la puerta de ingreso a la Fiscalía, de manera que los periodistas tuvieron restringido el acceso al interior.

El silencio de los jefes



Pasado el mediodía, se conoció la decisión que cambió la historia de los dos jefes policiales, los fiscales ordenaron la aprehensión de Medina y de Moreira, para presentarlos, en las siguientes horas ante un juez cautelar para que defina su futuro inmediato.

Los dos exjefes de la Felcc, al salir de la Fiscalía, optaron por el silencio ante los medios, lo mismo que hicieron frente a los fiscales, amparándose en su derecho constitucional, pero pese a eso quedaron aprehendidos.

Poco antes de las 14:00, Medina y Moreira fueron retirados del lugar, enmanillados y bajo una fuerte custodia de agentes antinarcóticos, que los llevaron hasta las celdas policiales de la Felcn. Mientras los exjefes de la fuerza anticrimen caminaban hacia los vehículos, los periodistas les acercaron los micrófonos para que expresen lo que sentían, pero ambos callaron.

La Fiscalía aperturó una denuncia de oficio por los delitos de tráfico de sustancias controladas, confabulación y encubrimiento. Las sindicaciones en su contra tienen entre 4 y 6 años de prisión.

Historia de Pedro Montenegro

El nombre de Pedro Montenegro Paz aparece en un auto supremo emitido el 21 de julio de 2015, el que ordena su captura en todo el país con fines de su extradición a Brasil por el delito de tráfico internacional de drogas.

Montenegro está relacionado a una red que en 2013 fue desbaratada en San Pablo en la operación ‘Monte pollino’, que se ejecutó tras descubrirse en Europa un cargamento de 1,3 toneladas de cocaína, valuada en más de $us 60 millones.

En esa operación cayeron unas 20 personas en San Pablo y se incautó más de $us 1 millón.

En la historia de la operación figura el boliviano Montenegro, como el encargado de enviar el cargamento de cocaína, que salió desde Santa Cruz.

La defensa ve injusticia

Los abogados de Medina y de Moreira, calificaron de injusta la medida de aprehenderlos. Joadel Bravo, defensor de Medina, aseguró que su cliente jamás pudo ser responsable de ejecutar una orden de un narco extraditable y que eso le corresponde a la Interpol.

Abraham Quiroga, defensor de Moreira, dijo que la única prueba que tiene la Fiscalía es una fotografía en Cartagena y el comentario de personas que no fueron identificadas.



 




Notas Relacionadas