PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 06/04/2019


¿Santa Cruz como botín?

04

Una de las acepciones de ‘botín’, según la Real Academia, es: “despojo que se concedía a los soldados, como premio de conquista, en el campo o plazas enemigas/ Conjunto de armas, provisiones y demás efectos de una plaza o de un ejército vencido y de los cuales se apodera el vencedor / Beneficio que se obtiene de un robo, atraco o estafa”.

Naturalmente que los cruceños no queremos ser botín de nadie ni tenemos por qué serlo. Hemos sido una ciudad de puertas abiertas y desde hace 70 años fuimos paulatinamente poblados, por campesinos, andinos principalmente, que venían a la zafra y de los que pasaron al comercio y optaron por establecerse en la región y convertirse en cruceños, porque les dio la gana, lo que nos pareció muy bien.

El clima, la tierra feraz, los grandes espacios que ofrece la llanura, el brazo del hombre y la inversión, han hecho de Santa Cruz lo que es: la zona productiva más importante de Bolivia, donde todo rinde por el trabajo humano, por la siembra, mucho más que por los bienes que están guardados bajo la corteza terrestre a la espera de ser extraídos.

Sin embargo, en distintas épocas, esto del trabajo y la propiedad de la tierra tuvo serios inconvenientes, porque hubo latifundios improductivos que no correspondía o porque aparecieron avasalladores llamados “sin tierra”, que, al calor del amparo de ciertas autoridades, trataron de apoderarse de antiguas propiedades productivas y legalmente adquiridas.

Es al amparo de la Constitución del 2009, confusa de principio a fin, pero acatada, que están apareciendo políticas del Gobierno, que, más que poblar la tierra de agricultores, parecen querer tomarla como botín. Es decir que se sienten con derecho a hacer verdaderos trasplantes de poblaciones andinas en diversas zonas donde los propios lugareños no tienen ni un metro cuadrado de terreno. Para colmo, estos trasplantes tienen, como aconteció en Pando, una intención netamente política, cual es la de favorecerse con el eventual voto eleccionario de esas comunidades traídas del altiplano o los valles. Salvo que se pretenda hacer negocio con las tierras y venderlas baratas a foráneos, lo que no debería sorprendernos.

Esto no tiene nada que ver con la “función económica y social”, porque la totalidad de los traídos no conocen el carácter de la llanura, están acostumbrados a otro tipo de cultivo, y porque una vez establecidos en los predios que señala el INRA quedan abandonados a su suerte, es decir sin los recursos necesarios para realizar un trabajo agrario, ganadero o forestal.

Entonces son los municipios los que tienen que dotar a esos contingentes humanos, inicialmente de caminos, luego de servicios básicos como agua potable y luz, para no hablar de salubridad que la requieren permanentemente. Si los originarios del lugar, si los propios chiquitanos, “cambas sin tierra”, no tienen esos servicios básicos, no sabemos qué puede suceder si en una ciudad como San Miguel, que tiene 12.000 habitantes, se le encaraman en sus alrededores 10.000 más. Lo único que puede suceder es que el MAS gane las elecciones en la zona, lo que es una gran desgracia.

Que no se diga que en Santa Cruz hay trabas para los migrantes, porque todo está poblado de gente del interior, desde Yapacaní hasta Puerto Quijarro y desde San Julián y Cuatro Cañadas hasta San Javier y más allá. Para no mencionar lo que es el Norte Integrado. Y si se trata de la ciudad capital, basta con mirar y oír.

Nos gustaron mucho las preguntas que sobre el tema le hizo la periodista Gabriela Oviedo al viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, señor Dorado, quien, a falta de respuestas, todo lo derivó, exaltado, a un presunto racismo camba, sin observar, como le hizo notar la periodista, que el racismo también podía estar viniendo del Gobierno.

¿Vamos a ser botín los cruceños? ¿Somos un ejército vencido a merced de otro vencedor? ¿Vamos a entregarnos como premio de conquista? Eso no lo podemos aceptar.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El poder cruceño
Elecciones, tiempo de decidir
La Cancillería en los años bravos
Elecciones a ciegas
Lo que no deseamos
¿Se está agotando el sistema democrático?
¿Y la amnistía para cuándo?
Dejémonos de historias
Almagro y la mala espina
Indigestión histórica
Así no se puede
¿Revisionismo histórico encubierto?
Tres muertos y una tragicomedia
El juguete más caro
¿Santa Cruz como botín?
Mentalidades estrechas
No hubo empate en La Haya
Recuerdo de los años en el campo
S.E. y el 22 de enero de 2020
Diplomáticos fantasmas
En Facebook


21/07/2019
De gatos, fútbol, rotondas y anillos
21/07/2019
Salud rezagada, mal sin remedio
21/07/2019
Súper Bicu Bicu
21/07/2019
24 es más que 15
21/07/2019
El soponcio de Kelsen
21/07/2019
Semillas de efectividad y dignidad en el Estado


EL DEBER
 
Te puede interesar
Widen Vaca (izq) con el director de la Felcc Santa Cruz, Jhonny Aguilera | Foto: Policía
SANTA CRUZ

Detienen a una de las personas más buscadas por el desfalco a Cotas

Leo regresa a México para seguir con una gira presentando su nuevo sencillo
ESCENAS

Se apagan las luces de La Voz México y comienza la carrera de Leo Rosas

Atractiva. La zona de la Chiquitania es uno de los lugares más visitados
ECONÓMICO

Proponen alargar feriados para impulsar el turismo

Diez
Kane marcó un golazo de media cancha. Foto: AFP
FÚTBOL

Kane le dio el triunfo al Tottenham ante la Juventus

Equipo titular de Palmeiras en un partido de la Libertadores 2019. Foto: Internet
FÚTBOL

Palmeiras sufrió un susto en el vuelvo hacia Argentina

Many festejando su nuevo título junto a los espectadores. Foto: AFP
BOXEO

Pacquiao venció a Thurman y se queda con el cetro wélter

Sociales
SOCIALES

La miss que ahora se desvive por los animales

 Anfitriones. Pablo Valdivia, Mariana Torricos, Blanca Ugalde y Marco Sanjinés
SOCIALES

Los amigos de Huawei festejan con selfis y sushi

SOCIALES

Para los expertos no hay reglas en el invierno