PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 26/11/2018


Que el mundo lo sepa: siguen los linchamientos en Bolivia

Ya no recuerdo qué número de columna es esta en la que trato el cancerígeno tormento de los linchamientos. La semana anterior volvió a ocurrir. El martes 20, una turba mató a un brasileño en pleno centro de San Julián (Santa Cruz) a quien acusaron de ser un atracador. La víctima, antes de morir, dijo que solo quería cobrar una deuda y la Policía, como ocurre casi siempre, fue rebasada. Al día siguiente, en Uncía (Potosí), los pobladores mataron a pedradas a dos jóvenes acusados de robar un vehículo. Uno de ellos era menor de edad y ambos fueron arrebatados de las autoridades y agredidos sin contemplaciones, sellando así el segundo linchamiento en Bolivia en menos de 24 horas con tres víctimas fatales.

¿Qué está pasando en Bolivia? En este país los vecinos están matando a vecinos y lo están haciendo desde hace muchísimo tiempo. Es suficiente que alguna voz irresponsable azuce en voz alta, apunte con su maldito dedo inquisidor y con su voz asquerosa diga: “Aquel fue el que robó la garrafa de fulano o la vagoneta de zutano”. Y lo dice sin pruebas en las manos, y aunque las tuviera, nada justificaría que la turba expulse sus demonios y mate a pedradas o a fuego vivo a personas que en minutos se convierten en antorchas medievales.

Antes de que los teléfonos celulares con cámaras a full color se pongan de moda, las autoridades ponían de excusa que los vecinos linchadores ejecutaban el código del silencio, es decir, que nadie abría la boca para delatar a los asesinos. Y así era difícil investigar y sancionar a los criminales. Pero ahora que hay ojos digitales por todos lados, ahora que en todos los rincones del mundo se sacan fotografías a diestra y siniestra, ya no hay excusa para que no se pueda seguir un hilo de investigación a la manada que prende el fósforo sobre los cuerpos que suplican que no los maten.

Gente sin pena. Los que matan no tienen ni un poquito de pena. Y hubo casos en los que incluso lo han hecho a un costadito de una iglesia y el domingo han estado en la misa, golpeándose el pecho, y el cura, que ha estado entre la turba intentando evitar la matanza, en su púlpito intenta recobrar autoridad, porque la tarde en que quemaron vivos a unos hombres no había sido escuchado. La gente estaba desatando su furia en un país donde los policías incluso se visten de civil para no correr la misma suerte que los que están siendo linchados.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El rugido internacional de los colmillos del jaguar
Las historias de Alfonso Cortez
La vida tranquila
Ni los años, ni las décadas rinden a los padres que sufren el robo de un hijo
El concierto del tren
Realidad o ficción
El arte de Leoni para reforestar el bosque
La danza del jaguar
La familia Rivero Jordán
Nuestro segundo Premio Rey de España
A los viajes no se los lleva el viento
Los caminos de la información
María Cristina Botelho, escritora y difusora de las letras hispanas
La quebrada de Cuevo
El mechero de don Andrés
El periodismo que quiero en 2019
El periodismo tiene sus propios médicos
Que el mundo lo sepa: siguen los linchamientos en Bolivia
El alimento de la felicidad ha sido encontrado, y no es un cuento
Siguen matando jaguares en Bolivia
En Facebook


23/05/2019
21-F y fraude: fantasmas testarudos
23/05/2019
¿Por qué odian la verdad?
23/05/2019
Bolivia prioriza el bienestar de su población
23/05/2019
Políticos… ¡puaj!
22/05/2019
Una hora por exportar
22/05/2019
El pitazo final


EL DEBER
 
Te puede interesar
Cientos de personas llegaron hasta el Aeropuerto de Chimoré el sábado para el acto del MAS. Foto: Jorge Uechi
BOLIVIA

Una mujer y su hija que fueron al acto del MAS siguen desaparecidas

Las autoridades de educación de Oruro destituyeron al hombre de sus funciones. Foto: EMILIO CASTILLO
SEGURIDAD

Cárcel para el profesor acusado de abuso sexual contra 15 menores

Luis Revilla tiene tres juicios y dice que hay concurso de masistas para desacreditarlo políticamente. Foto: APG NOTICIAS
POLÍTICA

Fiscalía procesa de oficio a Revilla pese a acuerdo

Diez
RECOPA SUDAMERICANA

Paranaense sorprende a River y toma ventaja en la Recopa Sudamericana

Didí Torrico, capitán de San José. Foto: APG
FÚTBOL

Didí Torrico aseguró que recibió insultos racistas de Mojica y de Roca

Infantino da marcha atrás a su intención de jugar con 48 equipos en el próximo Mundial. Foto: Archivo
FÚTBOL

FIFA tira la toalla y renuncia a un Mundial de Catar 2022 con 48 equipos

Sociales
SOCIALES

Conoce al 'team' femenino de Dark Phoenix

SOCIALES

Gabriela Oviedo, ¿es Iron Man?

Para saber. Francisco tiene eventos todos los fines de semana. Su trabajo se puede apreciar en su Facebook
ENTREVISTA

Francisco Mercado, el hombre de la magia