PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 20/05/2019


Por una neurona

Carlos Gardel lo hubiera reflejado mejor, en un tango. Es la historia de una disputa que ocurrió en el país por una neurona, que resultó siendo mexicana. Una sola. La empresa de ese nombre se metió en el país al ritmo de un narcocorrido y ha provocado escándalo por sus conexiones con gente del jet-set boliviano, que no es gran cosa. Periodistas y escritores de esta crema y nata de los ‘figuretis’ fueron alcanzados por los coletazos de esta neurona que actúa como una muy invasiva lombriz solitaria.

Cuando se anunció una investigación de los negociados de la neurona, ésta respondió con la difusión de fotos en que aparecían no solo los investigadores, sino el jefe de ellos, festejando la firma de uno de los contratos millonarios. Será una sola, pero la neurona no se deja atropellar.

El que ordenó la investigación, un ministro que sucedió en el cargo a tres mujeres, que se turnaron en mostrarse odiosas, resultó también tocado a pesar de que hasta ahora se mostraba como una verdadera dama en el desempeño de su delicado cargo.

Y aparecieron más fotos. La neurona se puso febril. Tocó, como en esgrima, a un famoso periodista y escritor que había sido fanático gonista, luego antimasista y ahora es ferviente masista. Sus protestas llegaron hasta un matutino paceño que había publicado la foto en que figuraba el trashumante periodista en plena bacanal de la neurona.

Un aspirante a embajador, que había optado por hacerse el quedadizo en una pega en Washington, pero que fue desalojado, entró en la tabiada, pero solo por figurar. No aportó a esclarecer el caso. Alguien tendría que pedir, incluso desde fuera del jet-set, que se aclare bien todo esto de la neurona y de sus producciones tan costosas, pero tan mal elaboradas.

Para insultar a los opositores bien podrían servir los productores aborígenes, incluso si no fueran del jet-set. Hay jóvenes que están haciendo maravillas en YouTube, con alcances que ninguna neurona masista ha logrado hasta ahora. Ellos podrían idear ofensas a los neoliberales que no se les hayan ocurrido hasta ahora a los masistas, o que estén lejos del alcance de sus muy limitados vocabularios. Quizá sean necesarias más que una neurona para estos afanes.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Otros fuegos
Permiso para destruir
El modelo triufante
El agro como salvavidas
Nuestro padrino
Cuentos rusos
El virus Chapare
YPFB, malos negocios
Salvar a YPFB
La soya prohibida
Cuando pase la campaña
Soya versus coca
Soyeros, arroceros y cocaleros
Crisis en el agro
Por una neurona
Un mar de gas
¿Y ahora qué?
La corte de Chapare
Solo propaganda
Orugas infiltradas
En Facebook


22/09/2019
No fue una guerra; fue un linchamiento
22/09/2019
Santa Cruz, como el ave Fénix
22/09/2019
El proyecto 1619 y la esclavitud en EEUU 
21/09/2019
Las encuestas no autorizadas
21/09/2019
Primavera silenciosa
21/09/2019
La difícil construcción de una gestión metropolitana cruceña


EL DEBER
 
Te puede interesar

Crónicas Corrosivas

Claure, uno de los impulsores
ESCENAS

Melodías suizas y bolivianas en el eje troncal

Se transmitirá por canal TNT, a partir de las 19:00. Foto El País
ESCENAS

La pantalla chica tiene su esperada gala esta noche con los Emmy

Diez
Ponce destacó el trabajo de Blooming pero nombrándolo como Bolívar. Foto: Archivo
SANTA CRUZ

El lapsus de Miguel Ponce al confundir a Blooming con Bolívar

Leclerc vuelve a mostrar sus credenciales en Singapur. Foto: AFP
SINGAPUR

Leclerc supera a Hamilton en lucha por la 'pole'

Vidal en el ojo de la tormenta. Foto: AFP
DTV

La mano y penal de Vidal en la derrota del Barcelona a manos del Granada

Sociales
SOCIALES

Infobae destaca el éxito de la banda boliviana Blssom

En esta momento la actriz Alejandra Áñez encara una nueva temporada humorística denominada Marido afuera con razón contenta
Lo último

“Estoy desilusionada de la persona con la que me casé”

SOCIALES

Siempre Diva, nunca 'InDiva'... Jennifer Lopez deslumbró con icónico vestido en la Fashion Week de Milán