PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 17/03/2019


No es “normal”, es inaceptable

Me dicen varios profesionales en informática y en ciencias económicas que es posible hacer fraudes como los que se hicieron en Cotas y que se logren evadir controles; eso después de que pregunté si era cierto que se puede disimular pérdidas mensuales o cuentas por cobrar (sobre equipos no recibidos) que no generaban una cartera de créditos ni ingresos, distribuyendo las mismas “en 50 cuentas diferentes y que se iban cancelando con la depreciación de equipos (caso Cotas)”.

Se me explicó que en economía y en informática todo se puede hacer, pero que nada se hace sin que deje una huella y que, si bien es posible evadir controles y es difícil detectar el fraude por un tiempo, éste al final se detecta (de hecho, así ocurrió). Tras casi cuatro años de hacer lo mismo, seguramente movidos por la ambición y de experimentar una especie de sensación de impunidad, los que idearon el descomunal robo a la cooperativa se dejaron pillar.

La memoria judicial dirá que Hubert Gil, con alguien de la empresa Daher (y Cotas), lograron romper la cláusula 4 del contrato entre ambas empresas, donde se decía que el ‘voucher’ de compra debía ser personal y que la recepción del equipo también o, en su defecto, con carta certificada. Y, seguramente de la misma manera con Media Market (Widen Vaca), que llegó a solicitar y recoger solo de Daher, con personas de su ‘confianza’, unos 5.500 equipos, aunque la suma de lo recogido o entregado por la empresa llegue a más de 7.500 equipos.

Hay mucha documentación sobre sumas, equipos y personas que recogieron, transportaron y entregaron los mismos, además de detalles de correos entre gente de Gil y Daher que dan cuenta de que, por ejemplo, no hay respaldo para la entrega de más de 1.200 equipos y que no corresponderían a lo entregado por la modalidad acordada. Además, hay entregas de equipos que no corresponden a la modalidad del beneficio a los socios de Cotas, que tenían que ver con actividades relacionadas ‘solo con los rubros de la Cooperativa’ (quiere decir que la línea blanca no entraba en las transacciones).

Seguramente seguiremos teniendo información por partes, esto pasa siempre. Es de mi conocimiento que Gil y Vaca llegaron a reconocer que tienen responsabilidades directas en los hechos; a ellos se juntarán algunos otros nombres, pero eso corre por el lado penal. En lo que hace a este artículo, lo importante es dejar claro que, si bien el delito incursiona en modalidades cada vez más nuevas, se hace necesario que las empresas mejoren sus sistemas de control, que no siempre están en consonancia con los ‘avances’ del fraude.

¿Que si puede ocurrir en cualquier lugar? Sí, claro, pero los socios de Cotas, no somos socios de otras empresas en las que pueda pasar cosa parecida, de manera que no podemos dejarlo así ‘por más que pase’. Eso es inaceptable.

Reitero que debe haber, en el marco del estatuto de Cotas, una renovación parcial anticipada de los consejos de la cooperativa, dando certidumbre a los socios de que la estructura de la misma no ha sido maleada y, fundamentalmente, como un reconocimiento de que, de alguna manera, hay un relajamiento en los controles. Nos haría bien a todos que así sea. De esa manera, ‘los que sabemos’, se moderan con sus ganas intervencionistas.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
No fue una guerra; fue un linchamiento
Recomenzar lo que no comenzó
Desastre es más que emergencia, eso es claro
Si fuera tan fácil
Distracciones peligrosas
De la ilegitimidad y la ilegalidad
No se detienen
¿Nada de qué hablar?
¡De buen tamaño!
La democracia merece mejor trato
El blindaje de Montenegro, fotos y algo más
Sobre Soza, un fiscal fugitivo
¡Y dale con que la vaca pone huevos!
Otra vez las ‘correcciones políticas’
¿Qué culpa tiene Erdogan?
¿Qué estarás haciendo Juan E.?
Democracia en peligro
No es “normal”, es inaceptable
Pues no, Jerjes y otros no tienen razón
La costumbre de hacer lo incorrecto
En Facebook


22/09/2019
No fue una guerra; fue un linchamiento
22/09/2019
El proyecto 1619 y la esclavitud en EEUU 
22/09/2019
Santa Cruz, como el ave Fénix
21/09/2019
Las encuestas no autorizadas
21/09/2019
Primavera silenciosa
21/09/2019
La difícil construcción de una gestión metropolitana cruceña


EL DEBER
 
Te puede interesar
Cada diez metros se puso un árbol en la plaza de la comunidad | Foto: Linda Gonzalez
SANTA CRUZ

En San José de Campamento siembran árboles tras el fuego

El incendio fue controlado en el Parque Madidi. Foto: Sernap/ Madidi.
BOLIVIA

El fuego en el Parque Madidi fue sofocado tras consumir 300 hectáreas

En coordinación con bomberos de Francias, militares y bomberos voluntarios abren una brecha de seis metros para evitar que el fuego entre al parque nacional | Fotos: Linda Gonzalez
SANTA CRUZ

Abren una línea de defensa para evitar que el fuego entre al Noel Kempff

Diez
Ponce destacó el trabajo de Blooming pero nombrándolo como Bolívar. Foto: Archivo
SANTA CRUZ

El lapsus de Miguel Ponce al confundir a Blooming con Bolívar

Leclerc vuelve a mostrar sus credenciales en Singapur. Foto: AFP
SINGAPUR

Leclerc supera a Hamilton en lucha por la 'pole'

Vidal en el ojo de la tormenta. Foto: AFP
DTV

La mano y penal de Vidal en la derrota del Barcelona a manos del Granada

Sociales
SOCIALES

Yankel Méndez, el mediático que celebra la vida

SOCIALES

Una morena y una rubia coquetean con la banda

 Ejecutivos de Samsung. Andrea Masnata, subgerenta de marketing; Pablo Ribera, master training; Carolina Zamorano, gerenta de marketing; Jorge Vargas, gerente de producto; y Valeria Borja, mánager digital
SOCIALES

Una cita para conocer más del mundo digital