PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 16/02/2019


La Fuerza Armada de Maduro

No cabe duda de que los militares venezolanos están jugando un papel lamentable en estas épocas de poschavismo, cuando se los ha sometido a un vasallaje pretoriano, donde, por encima de todo, está la defensa del régimen imperante que ha heredado Maduro. La Constitución es algo que no interesa a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y no le interesa porque antes está la voluntad del caudillo, fuera este Hugo Chávez o como es hoy su sucesor.

Los militares venezolanos –según todas las informaciones que se pueden recoger en los medios internacionales– se han convertido en una verdadera milicia del gobierno de turno, obediente y muy bien pagada. Lo que se sabe es que la lealtad de esa Fuerza Armada no es espontánea, no es voluntaria ni patriótica, sino que obedece a una ideologización impuesta, a una amenaza latente que los atemoriza, y como denominador común al soborno a los mandos altos y medios, que se someten a los dictados del régimen.

Si se observa el comportamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, está muy claro que su entrega ha llegado al extremo de conformar un cogobierno civil-militar con Maduro, donde los altos jefes participan activamente en el Ejecutivo, así como en la dirección de empresas públicas, en la diplomacia, y en la política menuda en pro de la estabilidad del régimen. Los militares están ávidos por la repartija de cargos y de ganancias. Parece que esos militares ansiosos de riqueza no se dieran cuenta de que la Revolución Bolivariana está llegando a su fin, lo que no significa en final de la Fuerza Armada ni mucho menos, sino la extinción de ese mandato indigno, porque vendrá un Ejército nuevo, que se desprenderá del oportunismo y de la cobardía actual.

Cuando se instaure nuevamente la democracia, volverá a renacer el orgullo de la Fuerza Armada de Venezuela, con soldados de verdad, que no ostentará, para vergüenza ajena, el glorioso calificativo de “bolivariano”, tan ilustre nombre, ahora humillado y manoseado por gente ruin. Vendrá la Fuerza Armada que no compartirá poder con las milicias del régimen, que crecen en número y que bajo la ficción de que están para combatir al imperialismo y a la derecha, se han creado para enfrentar a los militares si estos defeccionan. Ellos saben que la Milicia Bolivariana, creada por Chávez, donde participan ex-militares que manejan armas, no se ha constituido como un complemento del Ejército de Venezuela, sino que es autónoma, con su propio Estado Mayor y con el apoyo absoluto del régimen.

La Fuerza Armada del país amigo está hoy en una encrucijada muy grande. Ha perdido todo el afecto y confianza de su pueblo, y se le aproxima la prueba más grande, nada menos que defender al dictador que está derrumbándose u obedecer la Constitución y apoyar al presidente Guaidó. El Alto Mando está con Maduro hasta la coronilla, pringado de corrupción, extorsionado por eso mismo, pero no creemos que los soldados, la tropa, que tienen padres, esposas e hijos hambreando, lo estén. Hasta el alimento que reciben en los cuarteles les debe resultar amargo a quienes saben que en sus casas no hay ni pan ni leche ni medicinas.

Las Fuerzas Armadas, ni en Venezuela ni aquí ni en ningún lugar, se han creado para defender a los mandones de turno, sino para defender de amenazas externas a la patria, y, justamente, para garantizar el respeto y cumplimiento de la Carta Magna. Ya pasaron las décadas de los 70 y 80 del siglo pasado, cuando Sudamérica estaba gobernada casi en su totalidad por militares, que, en plena Guerra Fría, hacían causa común con EE.UU., adhiriéndose a la doctrina de “seguridad del Estado”, contra la amenaza soviética y la injerencia guerrillera castrista.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El poder cruceño
Elecciones, tiempo de decidir
La Cancillería en los años bravos
Elecciones a ciegas
Lo que no deseamos
¿Se está agotando el sistema democrático?
¿Y la amnistía para cuándo?
Dejémonos de historias
Almagro y la mala espina
Indigestión histórica
Así no se puede
¿Revisionismo histórico encubierto?
Tres muertos y una tragicomedia
El juguete más caro
¿Santa Cruz como botín?
Mentalidades estrechas
No hubo empate en La Haya
Recuerdo de los años en el campo
S.E. y el 22 de enero de 2020
Diplomáticos fantasmas
En Facebook


21/07/2019
De gatos, fútbol, rotondas y anillos
21/07/2019
Salud rezagada, mal sin remedio
21/07/2019
Súper Bicu Bicu
21/07/2019
24 es más que 15
21/07/2019
El soponcio de Kelsen
21/07/2019
Semillas de efectividad y dignidad en el Estado


EL DEBER
 
Te puede interesar
Widen Vaca (izq) con el director de la Felcc Santa Cruz, Jhonny Aguilera | Foto: Policía
SANTA CRUZ

Detienen a una de las personas más buscadas por el desfalco a Cotas

Leo regresa a México para seguir con una gira presentando su nuevo sencillo
ESCENAS

Se apagan las luces de La Voz México y comienza la carrera de Leo Rosas

Atractiva. La zona de la Chiquitania es uno de los lugares más visitados
ECONÓMICO

Proponen alargar feriados para impulsar el turismo

Diez
Many festejando su nuevo título junto a los espectadores. Foto: AFP
BOXEO

Pacquiao venció a Thurman y se queda con el cetro wélter

Los jugadores del plantel refinero se entrenarán este domingo por la tarde. Foto: Jorge Gutiérrez
FÚTBOL

Oriente insiste que la FBF postergue la segunda fecha

Dellien ocupa el puesto número 94 en el ranking mundial
TENIS

Dellien entra al cuadro principal en Hamburgo

Sociales
SOCIALES

La miss que ahora se desvive por los animales

 Anfitriones. Pablo Valdivia, Mariana Torricos, Blanca Ugalde y Marco Sanjinés
SOCIALES

Los amigos de Huawei festejan con selfis y sushi

SOCIALES

Para los expertos no hay reglas en el invierno