PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 07/07/2019


La Cancillería en los años bravos

Hace 40 años, en 1979, yo era el ministro consejero en México, cuando Bolivia transitaba por uno de sus periodos de inestabilidad política más grande. Durante los dos escasos años que estuve desempeñándome en ese querido país, pasaron por el Palacio Quemado seis presidentes, lo que daría para escribir una novela.

Llegué a México en febrero de 1978, cuando el gobierno del Gral. Banzer estaba languideciendo por su larga permanencia en el poder y porque, además de las huelgas internas, la administración de Carter se había empeñado en que retornara la democracia en Sudamérica, casi íntegramente gobernada por militares.

Era embajador por entonces mi recordado Waldo Cerruto, un gran señor, cuando en Bolivia se produjeron las elecciones de julio de ese año de 1978, en que el Gral. Banzer alentó la candidatura de quien había sido su ministro del Interior, Juan Pereda Asbún. El Gral. Pereda ganó las elecciones, pero saltó a la vista un fraude tan grande, que el presidente Banzer se vio obligado a anular los comicios, lo que significó que Pereda y un conjunto de militares y civiles reunidos en Santa Cruz, conspirara y lo derrocara. El canciller designado por Pereda fue el prestigioso político don Ricardo Anaya, lo que era una garantía de seriedad dentro del caos creado.

En noviembre del mismo año, otra fracción de militares “institucionalistas” derrocó a Pereda y encumbró al Gral. Padilla, que no era un militar muy conocido, pero que ofreció democracia plena y elecciones libres. Estaba yo de viaje en Cancún, con todos los ministros consejeros acreditados en México, cuando mi colega suizo, que no soltaba su radio portátil, me dejó perplejo cuando me dijo: “conozco a su nuevo canciller, el señor Botelho Gozálvez”. “¿Hay nuevo canciller?”, le pregunté bastante abochornado. “No solo eso, hay nuevo Gobierno”, me dijo. Don Raúl Botelho, que había comenzado la carrera desde secretario de embajada, fue reemplazado después por otro diplomático muy relevante, don Jorge Escobari Cusicanqui.

En julio de 1979 el Gral. Padilla cumplió con su promesa de elecciones libres, pero el resultado fue de un virtual empate entre Siles Suazo y Paz Estenssoro, seguidos por Hugo Banzer que, sorpresivamente, triplicó en votación a su implacable adversario, Marcelo Quiroga. Sin solución en el parlamento, ante tan escasa diferencia de votos entre los dos primeros, la situación se “empantanó”. Entonces surgió como mandatario provisional, el presidente del Senado, el Dr. Walter Guevara Arze, político de fuste y de gran experiencia. Fue su canciller un joven y prestigioso diplomático de carrera: Gustavo Fernández.

Antes de tres meses, cuando se desarrollaba en La Paz la Asamblea General de la OEA y Bolivia se apuntaba un gran éxito internacional, el Dr. Guevara fue derrocado por el Cnl. Alberto Natusch Busch, quien, pese a que quiso imponer su régimen recurriendo a la fuerza extrema, no logró su meta y tuvo que dejar el camino abierto para que el 16 de noviembre de 1979, fuera elegida como presidente constitucional interina la señora Lidia Gueiler Tejada, destacada luchadora iniciada en las filas del MNR. El político Julio Garret Ayllón y el diplomático Gastón Araoz, manejaron sucesivamente el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Durante esos dos años tan complicados en que vi pasar por el mando a seis presidentes, cuando el poder seguía en manos de los militares desde que el Gral. Barrientos defenestró al Dr. Paz, el Servicio Exterior no fue desbaratado. No hubo “yatiris” con arranques clarividentes que quisieran cambiar toda la política exterior y estrellaran al país contra un muro. Aunque sabemos que el desbarajuste de La Haya fue exclusiva responsabilidad de S.E. porque se decidió por una Cancillería masista. Ricardo Anaya, Raúl Botelho Gozálvez, Jorge Escobari, Gustavo Fernández, Julio Garret y Gastón Araoz, sabían del oficio diplomático y así lo demostraron en momentos caóticos.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
¿Quién es el adversario a derrotar?
Soñando con muertos
El tiempo se acorta
Repercusiones de una encuesta
El poder cruceño
Elecciones, tiempo de decidir
La Cancillería en los años bravos
Elecciones a ciegas
Lo que no deseamos
¿Se está agotando el sistema democrático?
¿Y la amnistía para cuándo?
Dejémonos de historias
Almagro y la mala espina
Indigestión histórica
Así no se puede
¿Revisionismo histórico encubierto?
Tres muertos y una tragicomedia
El juguete más caro
¿Santa Cruz como botín?
Mentalidades estrechas
En Facebook


22/08/2019
Los detractores de la industrialización del litio (II)
22/08/2019
No exorbitemos la conducta ‘Iron man’
22/08/2019
Mitos del nuevo modelo económico
22/08/2019
La paradoja de ser formal
22/08/2019
Los consejos benefician más a quien los da
21/08/2019
Desmontes en Beni


EL DEBER
 
Te puede interesar
El momento quedó registrado en cámaras de seguridad
MUNDO

Argentina: Quién era el hombre que murió tras una patada en el pecho

De momento el paquete de privatización excluye a Petrobras. Foto Archivo
MUNDO

Brasil descarta que, por ahora, vaya a privatizar Petrobras

La quema de basura puede convertirse en un incendio
SANTA CRUZ

Riesgo de incendios: dos números para denunciar quemas ilegales

Diez
Neymar es pretendido por los poderosos Real Madrid y Barcelona. Foto. AFP
BRASILEÑO

PSG cierra las puertas de salida de Neymar al Real Madrid y al Barcelona

Marcos Ovejero, delantero de Always Ready. Foto: APG
FÚTBOL

Marcos Ovejero, suspendido en Always Ready por acumulación de amarillas

Ramón Ábila celebrando su gol. Foto: AFP
LIBERTADORES

Boca golea 3-0 a Liga con altura y queda al filo de semifinales de Libertadores

Sociales
“Amo mi cuerpo. No tendré la mejor figura, pero sí una muy saludable y que me hace feliz”
SOCIALES

Retorna para arrancar suspiros

Para saber. Larry y Shawn se casaron el 5 de septiembre de 1997 y tuvieron dos hijos, Chance (20) y Cannon (19)
SOCIALES

Larry King se divorcia de su séptima esposa

SOCIALES

En tu día ¡muchas felicidades, Rosita!