PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES DATEC
OPINIÓN



| 19/03/2019


Inseguridad y violencia

Uno de los mayores problemas que enfrenta nuestra sociedad es sin duda la ‘inseguridad’ y la violencia. Los expertos en esto atribuyen el fenómeno a la pérdida de las escalas valorativas, fenómeno por el que en un determinado momento los sujetos no pueden reconocer los límites entre el bien y el mal y en esta secuencia un arrebato de ira pasa a ser un crimen imperdonable. Es frecuente escuchar que los criminales declaran que “perdieron el control”, “no sabían lo que hacían”, o “estaban bajo el efecto del alcohol y las drogas”. Sin embargo, debemos notar que en otros tiempos rara vez los efectos de la embriaguez borraban los límites entre el bien y el mal. Hoy la regla se muestra diferente: no se pierden los límites por efecto de la bebida o las drogas, se bebe o se droga para encubrir las consecuencias del crimen.

Los encargados de atender estos casos y las instituciones pertinentes atribuyen esta escalada de odio y violencia a factores ligados a la pobreza, la familia, la educación, el medio social, el crecimiento urbano y eventualmente a problemas típicos de salud mental. Sin duda son factores que inciden en esta desastrosa epidemia, empero, esos crímenes son posibles bajo condiciones especiales, lo que sugiere que cada crimen es la expresión del estado de una sociedad en un momento dado, y particularmente, el reflejo de un gobierno bajo condiciones especiales.

No les podemos pedir a los profesores de escuela que ‘convenzan’ a sus alumnos que pegar a una niña es un acto criminal cuando un prelado que se supone es el ejemplo que deben seguir acaba de pegar a su esposa, y menos pedirle a un drogodependiente que no pierda los estribos y se manche las manos de sangre cuando tenemos un gobierno que defiende a sangre y fuego una ‘republiqueta’ que produce más del 90% de coca para narcotraficantes y productores de cocaína.

Se supone que los ciudadanos tenemos en los gobernantes, los operadores del Estado y la justicia el referente de nuestro propio comportamiento. Una sociedad gobernada por hombres y mujeres intachables es una sociedad que ha solucionado en gran parte la inseguridad y la violencia que campea en sus calles, pero en una sociedad donde el presidente y sus acólitos hacen campaña por desconocer la ley es poco probable que formen ciudadanos incapaces de degollar a su pareja, o de violar a su vecina, o de vender estupefacientes al graneo a las puertas de una escuela primaria.

Esta epidemia de odio no es más que la vigencia plena del capital moral de un régimen que no se hace moralmente creíble cuyas dosis de corrupción son suficientes para que cualquier ciudadano crea que hacer lo que le viene en gana es parte de la normalidad.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Ideología de los números: encuestas y sufragantes
El nuevo parlamento
Maduro, el peor de todos
La Ley del Artista y el poder del Estado
El debate imposible
Un tal Almagro
La guerra sucia
Panorama electoral
La violencia en nuestro medio
Trabajando para el enemigo
Inseguridad y violencia
El ‘mesismo’ de Mesa
Lecciones de una revolución fallida
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio
Los demonios del MAS
“Q’aras contra indios”
El personaje del año
El primer congreso de sociología de Santa Cruz de la Sierra
Las herencias de Evo
El tiempo de los ciudadanos
En Facebook


18/08/2019
Relaciones internacionales e inteligencia
18/08/2019
Carta abierta para Andrés Lladó
18/08/2019
¿Armada, movilizada y corporativa?
18/08/2019
Paso para entender la contienda electoral
18/08/2019
Economía: Shock versus gradualismo
18/08/2019
Amparo para el hampa


EL DEBER
 
Te puede interesar
El hecho se registró minutos antes de las 21.00 de este domingo I Foto: Radio Cepja.
BOLIVIA

Cisterna impacta contra tres vehículos, explota y mueren dos personas

Desde dos helicópteros que trabajan en el sector se lanza agua para sofocar las llamas I Foto: Carlos Orias.
SANTA CRUZ

Evo suspende su agenda e irá a Santa Cruz ante la devastación por el fuego

BOLIVIA

Macri hace cambios en su gabinete para encarar crisis tras su derrota electoral

Diez
El lamento de Castillo (centro) al final del partido. Foto: Jorge Ibáñez
ORIENTE

La dupla ofensiva Castillo-Franco no funcionó

Los jugadores atigrados festejando (en el fondo), mientras los albiverdes se lamentan. Foto: Rolando Villegas
FÚTBOL

Zarpazo del Tigre a Oriente en el Tahuichi

Dani Alves festejando su gol que le dio la victoria a su equipo. Foto: AFP
BRASIL

Alves debutó un gol que le dio el triunfo al Sao Paolo

Sociales
SOCIALES

Los Totora y Matamba, en la tremenda fiesta de Mikaela

SOCIALES

Conocé a los guapísimos hijos de Zidane

SOCIALES

Kylie Jenner causa polémica con sus cambios físicos