PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 18/11/2018


136.382 personas, ¡entendelo de una vez!

El hombre está cada vez peor, da muestras de un total desprecio e irreverencia al orden constitucional y un preocupante irrespeto a la institucionalidad del Estado. Los discursos varían siempre en el mismo tenor: una vez es que “las leyes no debieran estar por encima del pueblo”, o esa tan trillada frase de que “yo no quería, pero no soy dueño de mi vida”; no se trata siquiera de aquella estupidez, tan parecida a la de Luis XIV, cuando aseguraba: “El Estado Soy Yo”. Esta vez fue peor, si no, qué otra cosa, significa eso de: “Hermanas, hermanos si perdemos ¿para quién estamos trabajando? ¿Quién va a entregar nuestras obras?”. Pues, no es parte de la retahila de desaprensivas frases, sino que esta vez se trata de una burla a la Constitución y a los ciudadanos que le dijeron que No quieren que postule a un nuevo mandato; se trata del mensaje simbólico que entraña la frase “creo que me he acostumbrado mucho. Ahora creo que no quiero salir también ya, ese el problema que tengo. Todo a pedido del pueblo boliviano”, cuando así se refiere a su apego a “la residencia presidencial”, a la que parece considerar su propia casa, así como lo sería la Presidencia, una extensión de él mismo.

Morales manipula a la gente que lo sigue para mantenerla irreflexiva, con la idea de que si les impide pensar, estarán pendientes de él, siguiéndolo y dispuestos a todo por él y para ello usa un relato como ese:“Ustedes me van a defender cuando me quieran procesar, porque no se pueden meter con los movimientos sociales y con el pueblo”. Morales mantiene el discurso de la identificación con los sectores populares, aun cuando esté cada vez menos cerca de ellos; los hace sentir que son la misma cosa y está claro que sus privilegios no son los del pueblo que lo apoya. Por el momento no le ha ido mal, de manera tal que no siente la necesidad de cambiar absolutamente nada de lo actuado en 13 años, pese a que su respaldo ‘duro’ parece haber ido decreciendo.

Leyendo sobre el tema para poder escribir este trabajo, encontré una aproximación, no científica, por supuesto, al problema del presidente, quien, ya sabemos, tiene un comportamiento soberbio: sus intervenciones dan la sensación de que está disociado de la realidad (‘comportamiento disociativo’); que padece de alteración de funciones integradoras de la convivencia, (no se lleva bien si no es con quienes puede manejar a su antojo y a los que no tiene problemas en humillar); tiene una desacertada idea de identidad personal: reclama que si lo procesan o intentan procesarlo (su preocupación de esta semana) los movimientos sociales y grupos indígeas deben defenderlo, porque sus enemigos deben saber respetarlos a todos, cuando si alguna vez se lo procesa, tal situación se dará en el marco de la ley que él mismo aprobó (Marcelo Quiroga) y que, en casos de materia penal, la responsabilidad es personalísima. Pero también tiene un problema con la percepción del otro, le cuesta reconocer que perdió en el referéndum, convocado por él, a través de sus movimientos y repite que: “Nos ganó la mentira” (la mentira de él), “perdimos por nada, por un pequeño porcentaje” y no repara que el 2,6 % de los votos a favor del No, representa a 136.382 personas de carne y hueso, representan a 136.382 decisiones, conciencias y voluntades que le dijeron que No puede ser candidato nunca más.

Claro, para anular aquello, genera, por la vía de un cooptado (cuando no corrupto) Tribunal Constitucional una colisión legal de carácter constitucional, que refuerza con la “convocatoria parlamentaria” a las elecciones primarias…

Debe pensar que tiene “la mesa servida”, cuando lo que tiene es una tremenda confusión, porque la disociación que tiene está en colisión con la calle que le reclama simplemente que cumpla la ley, es decir, que termine su mandato y se vaya donde quiera.

No va a ser fácil que su comportamiento cambie y que tengamos democracia plena; tampoco era fácil, hace 40 años, imaginar que viviríamos tantos años sin militares tocando campanas, pero se lo logró; pena que la disociativa manía de un hombre la ponga en tanto riesgo.

Nadie dijo que iba a ser fácil; tampoco nos dijeron que había que callarse… y aunque lo hubieran hecho… ya es tarde para eso.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
No es “normal”, es inaceptable
Pues no, Jerjes y otros no tienen razón
La costumbre de hacer lo incorrecto
¡Avisados estamos!
El gabinete ‘duro’
Tribulaciones, lamento y ocaso de la democracia
Debates insulsos y ‘palabras políticamente correctas’
Dosmildiecinueve
A mirar afuera nomás
Inmune, ¿y buscando impunidad?
Primarias y el síndrome de Ernesto Fidel
136.382 personas, ¡entendelo de una vez!
Esto que somos; la necesidad de contar y recordar
Tribunal Electoral y CPE
¿Que se vayan todos?
Patzi, como ‘rémora’ o el partido ‘bis’ de Morales
Primarias, contubernio y poder
¿Qué te hacen Santa Cruz?
Contra el 21-F ¡otra vez el racismo!
El laberinto del presidente
En Facebook


23/03/2019
No hubo empate en La Haya
23/03/2019
Epigenética, sí podemos cambiar
23/03/2019
El mar después de La Haya
23/03/2019
La salida al océano por el oriente es una propuesta de Santa Cruz desde 1825
23/03/2019
Construir juntos la franja y la ruta
22/03/2019
Crux Sancta


EL DEBER
 
Te puede interesar
El pasado viernes un contingente policial intervino la reserva natural pese a la resistencia de comunarios.
BOLIVIA

Cívicos refuerzan bloqueo y preparan paro en defensa de Tariquía 

Recluyen a excomandante Raña en el penal de San Pedro de La Paz

Un soldado observa el lugar de un atentado en Sevare, Mali. (Foto: Archivo)
MUNDO

Más de 100 muertos en matanza interétnica en el centro de Mali

Diez
Bolivia no pudo en su debut en el Sudamericano ante Ecuador. Foto: El Comercio
SUB-17

La sub-17 de Bolivia cayó ante Ecuador en su debut en el Sudamericano

Imágenes del partido entre Wilstermann y Nacional Potosí. Foto: APG
COCHABAMBA

Wilstermann venció a Nacional Potosí y le quitó su invicto

Jusino en el aeropuerto de Busan. Foto: Nataly Carrión
ASIA

La Verde se instaló en la ciudad en la que juega Iniesta

Sociales
Foto: Internet
SOCIALES

Angélica Rivera regresa a la actuación tras ruptura sentimental

Fotos: Erlan Terrazas
SOCIALES

Residentes bolivianos en Milán eligen a sus reinas del Carnaval

Foto: Instagram
SOCIALES

Gley Salazar y Agustín Belforte revelan detalles de su relación