MUNDO

Sin querer, adolescente pone fin al misterio de la desaparición de una mujer hace 27 años


Max Werenka, de 13 años, practicaba deporte en un lago de Canadá cuando encontró un vehículo debajo del agua. La Policía investigó y puso fin a un caso de desaparición no resuelto


Un Honda Accord es rescatado del agua en el lago Griffin Lake en Columbia Británica el 24 de agosto. (Foto: Royal Canadian Mounted Police)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/09/2019

Un joven de 13 años que hacía deporte en el lago Griffin, en Canadá, terminó poniendo fin a un misterio de 27 años. Desde su tabla de remo, Max Werenka logró distinguir el contorno de un objeto rectangular  a unos seis metros de profundidad-

El adolescente supuso que el sol estaba reflejándose en una parte de un tubo de escape: pensó que estaba viendo la parte de atrás de un auto sumergido, relató al diario Washigton Post.

Al regresar a su casa comenzó a revisar información en internet sobre accidentes en el lago. Encontró que cuatro personas habían sido rescatadas en 2009 después de que su auto cayera en el lago y asumió que el vehículo había permanecido ahí desde entonces.



A los días, en un encuentro informal entre un oficial de la Policía y sus parientes, le comentó que no podía creer que el vehículo siguiera ahí y no hubiera sido recuperado.  "Él nos dijo: 'bueno, de hecho estoy seguro de que el vehículo fue recuperado del lago, entonces necesitamos investigar esto más a fondo", relató el joven al Post.

Varios días después, el 24 de agosto, la policía acudió al lugar llevando una grúa y un equipo de buceo para investigar el hallazgo. Un "viejo modelo Honda Accord" fue sacado del lago y dentro, las autoridades realizaron un espeluznante descubrimiento: restos del cuerpo de una mujer.

Los buzos obtuvieron la placa del auto y pronto tuvieron un nombre: Janet Farris, de 69 años, una mujer de Vancouver Islant que desapareció en otoño 1992 mientras manejaba sola a una boda en Alberta.

Según indicó su familia, se supone que la mujer se salió del camino, se quedó dormida mientras conducía o tuvo algun accidente con un animal en el camino.



Gracias a la excursión del joven en el lago se puso fin a un caso de desaparición que muchos temía que no sería resuelto jamás.

 



 




En esta nota