VENEZUELA

Piñera acusa a Gobierno de Venezuela de impedir apertura de canal humanitario


 "¿Cómo puede un hombre ser tan insensible y estar dispuesto a dar este sufrimiento y dolor a la gente solo porque quiere quedarse en el poder? No es aceptable", dice Piñera

Miles de venezolanos han tenido que huir de su país por la crisis. Foto: Archivo AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

27/09/2018

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, acusó hoy al Gobierno de Nicolás Maduro de impedir la apertura de un canal humanitario para suplir alimentos y medicinas a la población de Venezuela y aseguró que multitud de países están "listos" para ayudar.

 "En el Grupo de Lima estamos trabajando dentro de las leyes internacionales, presionando para abrir un canal humanitario. Todos los países estamos dispuestos a ir con comida y medicación, pero él no nos lo permite", afirmó el mandatario en un foro en Nueva York.

 En una entrevista con el presentador de CNN Fareed Zakaria en el Council on Foreign Relations, Piñera quiso "echar toda la culpa" a Maduro de que parte del "país más rico" de Latinoamérica "esté muriendo de hambre y de falta de medicamentos".



 "¿Cómo puede un hombre ser tan insensible y estar dispuesto a dar este sufrimiento y dolor a la gente solo porque quiere quedarse en el poder? No es aceptable", apostilló.

 Insistió en que si no entra ayuda humanitaria en el país "es por Maduro, porque muchos países estamos listos". "Hemos pedido a Maduro muchas veces que abra las puertas para llevar comida y medicinas", relató.

 Ante las voces que defienden una intervención militar en Venezuela, como EE.UU., Piñera se declaró en contra de "cualquier solución militar" al alegar que "sabes cómo empiezan pero no cómo acaban", y porque además sería "demasiado costoso".

 Según el presidente chileno, hay que "explorar todos los otros medios" que no impliquen lo militar y destacó la petición que Chile ha hecho junto a otros cinco países a la Corte Penal Internacional para que se investigue al régimen de Maduro por crímenes de lesa humanidad.



 Asimismo, se mostró a favor de imponer restricciones como han hecho Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea para congelar los activos y limitar la movilidad de funcionarios del Gobierno venezolano, en este caso en América Latina.

 Respecto a la posibilidad de que las sanciones de EE.UU. a Venezuela estén "hiriendo a la sociedad", expuso que las ha "analizado" y van "dirigidas a los jerarcas", por lo que discrepa con las tesis de que intentan perjudicar a los ciudadanos.

 Piñera habló de los migrantes venezolanos y recordó que Venezuela fue "generosa recibiendo" a los chilenos cuando ellos no tenían democracia, como denunció que ocurre ahora en ese país, que no tiene "separación de poderes, respeto por los derechos humanos, libertad de expresión y cientos de presos políticos".

 El jefe del Ejecutivo chileno indicó que su país ofrece un visado especial democrático para facilitar la entrada a esas personas, pero lamentó que Venezuela está perdiendo su capital humano porque los emigrantes tienen "un alto nivel educativo".

 Sostuvo que mientras Maduro permanezca en el poder no habrá una recuperación y expresó su deseo de que la población "se una y se deshaga de él", ya que muchos venezolanos "quieren volver".



 




En esta nota