MUNDO

Maduro jura contra viento y marea, mientras la región lo declara ilegal


El mandatario dijo que es víctima de una conjura internacional. Altos dirigentes del chavismo y de las FFAA lo acompañaron. La oposición realiza un cacerolazo. La OEA votó contra Maduro sin el apoyo de Bolivia


Nicolás Maduro no juró ante la Asamblea Nacional tal como exige la Constitución
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

11/01/2019

Con la presencia de tan solo cuatro mandatarios “aliados”: Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua), Miguel Díaz-Canel (Cuba) y Salvador Sánchez Cerén (El Salvador), y con la notable ausencia de primeros mandatarios de Rusia y China, Nicolás Maduro Mattos juró ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por un nuevo mandato presidencial fuertemente cuestionado por su falta de legitimidad.

La Organización de Estados Americanos (OEA) resolvió ayer no reconocer a Maduro como presidente de Venezuela, mientras que Paraguay anunció el rompimiento de relaciones diplomáticas con Caracas, lo que agrava el aislamiento.

Maduro juró para un segundo período de Gobierno que lo mantendrá en el poder hasta el año 2025 en medio de acusaciones de ilegitimidad por la forma en que el líder chavista consiguió la reelección. La oposición venezolana y buena parte de la comunidad internacional cuestionaron el acto de ayer como el inicio de la “usurpación” de la Presidencia de Venezuela.



La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de contundente mayoría opositora, advirtió ayer que no reconoce la legitimidad del nuevo Gobierno de Nicolás Maduro.

“Juro a nombre del pueblo de Venezuela (...) que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma y que cumpliré y haré cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución”, dijo Maduro ante el presidente del TSJ, Maikel Moreno.

El juramento, indicó el mandatario, es un compromiso con el que procura “defender la independencia e integridad absoluta de la patria, procurar llevar a la prosperidad social y económica a nuestro pueblo y construir el socialismo del siglo veintiuno”.

La toma de posesión se lleva a cabo en el TSJ y no en el Parlamento como indica la constitución porque el Supremo declaró a la Cámara en “desacato” en 2016, pocas semanas después de que la oposición se hiciera con la mayoría de los escaños.



La legitimidad del segundo mandato de Maduro ha sido cuestionada por la oposición venezolana y numerosos gobiernos extranjeros que no reconocen los resultados de las elecciones de mayo pasado en las que el jefe de Estado fue reelegido con cerca del 70% de los votos.

En esta contienda no pudieron participar los principales dirigentes del antichavismo pues habían sido inhabilitados políticamente.

Por estas razones, la mayoría de los países de Latinoamérica no envió ningún representante a la toma de posesión, igual que lo hicieron Estados Unidos y la Unión Europea.

La OEA no lo reconoce

La OEA acordó “no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019”, y llamó a que se celebren nuevos comicios “en una fecha cercana” con observación internacional.



En una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente, una resolución en ese sentido presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, EEUU, Perú y Paraguay logró 19 votos a favor, 6 en contra (entre ellos Bolivia), 8 abstenciones y una ausencia, y será transmitida “inmediatamente” al secretario general de la ONU.

La delegación venezolana, liderada por el embajador Samuel Moncada, rechazó la realización de la reunión del Consejo Permanente de la OEA como un “acto hostil e inamistoso” y anticipó que no reconocerá “ninguna decisión que pudiera adoptarse”.

“La resolución presentada hoy es una insensatez jurídica, un abuso de poder, un crimen de agresión y un golpe de Estado, todo con el propósito de promover el caos y una intervención militar extranjera que destruiría no solo la paz en Venezuela sino en toda la región”, subrayó Moncada.

Paraguay rompe

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció ayer la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela y el cierre de la embajada paraguaya en Caracas tras el juramento de Nicolás Maduro para su segundo periodo de Gobierno.

El mandatario, en una intervención ante la prensa en el Palacio de Gobierno, señaló que su Gobierno adoptó “la decisión de romper relaciones diplomáticas con la República Bolivariana de Venezuela” con base al “ejercicio de sus atribuciones constitucionales y de la soberanía nacional”.

“En ese sentido se ha dispuesto el cierre de nuestra embajada y el inmediato retiro del personal diplomático paraguayo acreditado ante dicho país, señaló el presidente, quien estaba acompañado de otros miembros de su Gobierno.

Por su parte, la Cancillería de Perú anunció que ha llamado a consultas a Lima a la encargada de Negocios de la embajada peruana en Venezuela, Rosa Alvarez, al iniciarse el “ilegítimo” período presidencial” de Nicolás Maduro en Venezuela.

El Gobierno peruano adoptó esa medida en concordancia con la Declaración del Grupo de Lima, emitido el pasado 4 de enero, en el que anunció que no reconocería el nuevo periodo de Maduro por ser producto de unos comicios ilegítimos.

Además, la Cancillería confirmó el impedimento de ingreso a Perú a Maduro y un centenar de miembros de su régimen y personas relacionadas a este.

Por su parte, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, reiteró que Venezuela vive “bajo una dictadura” y dijo que si bien Nicolás Maduro, que asumió un nuevo mandato presidencial, se presenta como “el presidente perseguido”, él no es la “víctima”, es el “victimario”.

Más reacciones

PROTESTAS EN MIAMI
Unas 150 personas se manifestaron ayer en Miami (EEUU) contra la “usurpación del poder” por parte de Nicolás Maduro y para pedir a la Asamblea Nacional y a la comunidad internacional medidas “contundentes” que lleven al fin de la “dictadura” y a una transición hacia la democracia, en palabras de los convocantes.

REP. DOMINICANA, A FAVOR
Alrededor de un centenar de personas se manifestó frente a la embajada de Venezuela en Santo Domingo en apoyo al presidente de esa nación, Nicolás Maduro.

PLATAFORMA PIDE A LA UE
La plataforma opositora venezolana VenEuropa instó a la Unión Europea (UE) a romper relaciones diplomáticas con el Gobierno de Nicolás Maduro.



 




Notas Relacionadas