MUNDO

"Es un caballo de Troya": Evo, Xi Jinping y Putin se oponen al ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela


El presidente Evo Morales considera que detrás del apoyo de EEUU a Juan Guaidó existe una intención de invadir territorio venezolano. Pidió a los países de Latinoamérica defender la soberanía de la región


Tres de los tres principales aliados del chavismo criticaron el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/02/2019

Los mandatarios de Bolivia, China y Rusia, Evo Morales, Xi Jinping y Vladimir Putin, respectivamente; han expresado su desacuerdo con el ingreso, programado para este sábado, de más de 600 toneladas de ayuda humanitaria a Venezuela. Lo han calificado como "un pretexto para una acción militar de EEUU", así como una "invasión" y la provocación de un conflicto que derivará en "graves consecuencias".

En la cuenta de Evo Morales en Twitter se lee: "Lamentamos que la Ayuda Humanitaria quiera ser utilizada como "caballo de Troya" en Venezuela, para invadir y provocar una guerra".

El mandatario boliviano agregó: "Los hermanos latinoamericanos no podemos ser cómplices de una intervención militar. Defender a Venezuela es defender la soberanía de #AméricaLatina".



Pero este viernes Evo no solo en Twitter se refirió a este caso, también lo hizo en un discurso que dio en Caiza, Potosí, donde se preguntó "qué ayuda humanitaria" se envía a Venezuela, ya que a su juicio "en el fondo es el petróleo" lo que interesa de este país.

Al respecto, argumentó que Estados Unidos "no tiene reservas de petróleo para muchos años", mientras que Venezuela es uno de los países con más reservas en todo el mundo y que el objetivo real del país gobernado pro Donald Trump es real es "adueñarse del petróleo venezolano, con eso enfrentar a otros continentes".

"Una peligrosa provocación"

Rusia también se manifestó este viernes al respecto y acusó a Estados Unidos de usar la ayuda humanitaria como "un pretexto para una acción militar" para derrocar al presidente Nicolás Maduro.



 "Una peligrosa provocación, de gran magnitud, inspirada y dirigida por Washington, a saber el ingreso por la frontera venezolana del supuesto convoy humanitario está prevista para el 23 de febrero", declaró la portavoz de la diplomacia rusa María Zajarova, según reporta EFE.

Zajarova fue más allá. Además de calificar a la ayuda de "un cómodo pretexto para una acción militar", acusó a EEUU de desplazar sus fuerzas especiales más cerca del territorio venezolano.

“Hay informaciones según las cuales empresas estadounidenses y aliados de Estados Unidos en el seno de la OTAN estudian la compra de una importante cantidad de armamento y de municiones a un país de Europa del Este, con vistas a entregarlas a las fuerzas de oposición venezolanas”, aseguró.

Se trata de ametralladoras de gran calibre, lanzagranadas y municiones de artillería, según Zajarova.

"Graves consecuencias" 



Por su lado China no solo advirtió que el ingreso de ayuda humanitaria podría "desencadenar conflictos" y tener "graves consecuencias", sino que elogió al gobierno de Nicolás Maduro por actuar con "moderación" con el objetivo de "salvaguardar la paz y estabilidad" internas y prevenir una escalada de la violencia en Venezuela.

“Una entrega forzosa de la llamada ayuda humanitaria podría desencadenar conflictos y provocar graves consecuencias, y nadie quiere ver eso", señaló hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang en la rueda de prensa diaria, según reporta EFE.

 "China está en contra de cualquier intervención militar en Venezuela y de cualquier acción que pueda causar una escalada o conflictos en ese país", añadió Shuang.

Bloqueo de Maduro

Para este sábado (23 de febrero) -día en el que Juan Guaidó cumple un mes de haberse autoproclamado presidente de Venezuela- está programado el ingreso de las medicinas, alimentos y otros implementos de primera necesidad que países como EEUU, Brasil y Costa Rica, entre otros, enviaron para paliar la galopante crisis económica y social en la que está sumergida Venezuela.

Sin embargo, el gobierno de Nicolás Maduro suspendió el martes los zarpes y vuelos desde y hacia Curazao y las vecinas islas de Aruba y Bonaire. Este jueves hizo lo mismo con Brasil y anunció que analiza hacerlo con Colombia, a cuya frontera ha llegado la ayuda de EEUU y donde este viernes se realiza un multitudinario concierto con la presencia de reconocidos artistas internacionales. 

“Venezuela no va a permitir el show de la ayuda humanitaria falsa porque nosotros no somos mendigos de nadie (...). El paquete es muy bonito por fuera, pero por dentro lleva veneno”, sostuvo Maduro para justicar por qué se opone a la introducción de la ayuda humanitaria.

 



 




Notas Relacionadas



En esta nota