MUNDO

¿Cuál es la peor condena que puede recibir Chapo Guzmán en EEUU?


Hoy se inició el juicio contra quien fuera el narcotraficante más buscado del mundo. Se han desplegado fuertes medidas de seguridad en Nueva York, la sede del juicio de siglo.

El juicio inicia mañana en Nueva York (EEUU)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/11/2018

Decenas de personas fueron entrevistadas en una corte federal de Nueva York para elegir al jurado que decidirá el futuro del mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán Loera, cuyo juicio comenzó hoy entre fuertes medidas de seguridad y contra quien el Gobierno de Estados Unidos pide cadena perpetua por narcotráfico. Por un tratado bilateral con México, Guzmán no recibirá la pena de muerte.

 

Guzmán es acusado de liderar el mayor cartel de drogas del planeta y del envío de más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos, comenzó hoy en Nueva York bajo medidas de máxima seguridad.

 

Durante el proceso, que se extenderá por más de cuatro meses, el jurado deberá decidir si el pequeño pero temido Chapo, de 61 años y poco más de 1,60 metros de altura, considerado el mayor narcotraficante del mundo tras la muerte del colombiano Pablo Escobar, es culpable o no de 11 delitos de tráfico y distribución de droga, posesión de armas y lavado de dinero.

Su condena puede acarrearle la cadena perpetua. México lo extraditó con la condición de que se no le aplique la pena de muerte.

 

Tras casi dos años de haber sido extraditado a EEUU, Guzmán Loera, líder del cartel de Sinaloa, principal exportador de drogas a este país, afronta un juicio que no prevé tratar el fondo del asunto hasta el próximo 13 de noviembre, tras la selección del jurado.

 

Debido a la extrema seguridad impuesta por las autoridades desde que el presunto capo llegó a Nueva York, el jurado está siendo seleccionado fuera del ojo público y ante solo cinco periodistas que deberán informar a su vez al numeroso grupo de medios que cubre este histórico y mediático juicio.

 

 Inicialmente la cifra de posibles miembros del jurado ascendía a más de mil personas, luego se redujo a poco más de un centenar y finalmente se desconoce por el momento exactamente cuántos serán entrevistados.

 

 Deberán ser elegidos doce jurados y seis suplentes y sus nombres, dónde viven y trabajan, no serán conocidos. Los miembros del juicio irán a la corte y regresarán a sus hogares custodiados por alguaciles ya que se teme que aliados de Guzmán Loera puedan atentar contra su vida.



 




En esta nota