ESCENAS

Lerner abraza a la gente de Bolivia con música


El cantautor argentino hizo un repaso por sus grandes éxitos en el Hard Rock Café. El público acompañó en cada pieza


Lerner celebró con la gente de Bolivia los 35 años del tema que lo dio a conocer, la balada Todo a pulmón
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

Cada gota, cada idea, cada paso en la carrera de Alejandro Lerner lo han llevado a un sitial de privilegio entre el público, que ha sabido reconocer al creador de piezas que son himnos de vida. Una muestra fue el recital que brindó el martes en Hard Rock Café, como cierre de la gira, que también lo llevó a Sucre y La Paz.

A 35 años de haber creado su primer gran éxito, Todo a pulmón, Lerner volvió a Bolivia a entregar el alma en cada canción. Acompañado del guitarrista Gringui Herrera (ex Abuelos de la Nada), el cantautor de 60 años, en varias ocasiones desafió a la audiencia a demostrar que conocían los temas, como también a acompañarlo en los coros.

Fue una noche de humor y baladas eternas, pero también de rocanrol con Nena neurótica (y hasta se atrevió al riff de Smoke on the water). No faltó Hope (que la escribió cuando falleció su madre); contó sobre la vez que le ‘pasó’ Dame a Luis Miguel; recordó a Mercedes Sosa con La belleza y ofreció una versión reggae de su balada de 1993, Secretos.

También hubo oportunidad para cantar con artistas bolivianos. Vanessa Añez lo acompañó en No hace falta. Luego, con Adrián Barrenechea interpretó Muchacha ojos de papel (Almendra). A la hora de los bises (de los varios que hubo), una de las más entrañables de la noche, con duelo entre hombres y mujeres de la audiencia: Después de ti. Ese no fue el final. No podía faltar Todo a pulmón. Y, como la gente no lo dejaba irse, regresó con Volver a empezar. Una noche memorable para los fans.