ESCENAS

Hip-hop, k-pop y homenajes de la modernidad al tiempo pasado


La apertura del rap, la fiebre de la ola coreana y los reconocimientos a estrellas de los 70 desde las celebridades de hoy confluyeron en la versión 61 de la cita más esperada de la música mundial


Igual que Drake, Kendrick Lamar fue de los más nominados, consagrando el género rapero
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

11/02/2019

Este año, el acto de premiación de los Grammys regresó al Staples Center en Los Ángeles, luego de que en 2018 se realizara en el Madison Square Garden. La cita arrancó con presencia femenina, con la conducción de Alicia Keys, la sorpresiva aparición de Michelle Obama en escena, y la confluencia del k-pop -con BTSy del hiphop -con Drake (mejor canción de rap) y Kendrick Lamar.

Entre las categorías esperadas, This is America, de Childish Bambino, se llevó el grammy por Canción del año, mientras que en su debut HER ganó Álbum de R&B. La 61 edición de los Grammys, históricamente convocados por la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos, tuvo intensa presencia latina en la alfombra roja, a pesar de que tienen su propio Latin Grammy a fin de año. Lady Gaga también sumó tres estatuillas en la noche -dos por ‘Shallow’ como mejor presentación de dúo/grupo pop y mejor canción escrita para un medio visual, y otro por ‘Joanne’ como mejor presentación pop como solista-, al igual que Brandi Carlile, que arrasó en el género América.