ECONOMÍA

El seguro contra accidentes laborales alcanzará a 400.000 constructores independientes


El capital asegurado para gastos médicos ronda Bs 7.000 por persona en caso de accidente. Para eventualidades como muerte o incapacidad total permanente el capital asegurado será de Bs 70.000. Analista ve que con la ley se vulneran derechos sociales


Los constructores podrán beneficiarse con un seguro contra accidentes desde este año. Foto: Hernan Virgo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/01/2019

El Gobierno, a la cabeza del presidente Evo Morales y la Confederación Sindical de Trabajadores de la Construcción de Bolivia (Cstcb), acordaron la aplicación de un Seguro Obligatorio de Accidentes del Trabajador o Trabajadora de la Construcción.

Para eso, la anterior semana, fue presentado ante el Órgano Legislativo, el proyecto de Ley 442 que obliga al trabajador a obtener la póliza y advierte con sanciones al empleador que contrate sin seguro. Según el acuerdo, deberá ser aprobado hasta el 31 de enero.

“El sector de la construcción está expuesto a sufrir mayores accidentes porque trabajamos en altura, en andamios, en escaleras. Es un trabajo muy riesgoso. Por eso presentamos el anteproyecto de ley para el seguro de vida. Más de 400.00 personas trabajan sin ninguna protección en el país, porque los mismos subcontratistas incumplen la Ley General del Trabajo”, manifestó el secretario ejecutivo de la Cstcb, Valerio Ayaviri.



Accidentes

De esa forma, se busca evitar sucesos como el de un exdirigente de la federación departamental de Constructores de La Paz, quien sufrió una caída de un andamio y por la falta oportuna de atención de emergencia, perdió la vida.

“A la familia el contratista no le pagó más que unos $us 3.000. La situación se resuelve de manera particular y se esconde el caso. El proyecto señala que se otorgue $us 10.000 en caso de muerte por accidente laboral. Solo en un mes en la ciudad de La Paz, el año pasado hubo dos muertos”, señaló.

En la reglamentación se estudiará la pertinencia de que el contratante exija el carné de seguro del afiliado a la Federación de Constructores que corresponda.



Estudios del sector

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el sector de la construcción ocupa el cuarto lugar en la fuerza laboral del país, alcanzando el 8,46% a marzo de 2018, ubicándose detrás de los sectores de agricultura, pecuario, silvicultura, caza y pesca (32,76%), comercio (13,09%) e industria manufacturera (9,74%).

El número de trabajadores del sector de la construcción pasó de 356.000 a 487.000 trabajadores desde 2012 al 2016, presentando un crecimiento del 37%. La participación del sector de la construcción respecto de la Población Económicamente Activa (PEA), es del 8%.

En otro informe, el INE establece también que para el 2017, el salario medio nominal del sector privado de la construcción, de las categorías de “empleados”, “otros empleados”, “obreros” y “otros obreros”, fluctúa entre Bs 2.100 y 5.600.

Según el experto laboral del Cedla, Bruno Rojas, los trabajadores de la construcción están en uno de los sectores que más accidentes laborales tienen.



“Hace unos años atrás, se denunciaban de dos a tres personas accidentadas a la semana; aunque en la actualidad, estas cifras pueden haber aumentado”, manifestó.

Obligación y póliza

Según el anteproyecto que está siendo analizado en la Comisión de Política Social de la Cámara de Diputados, “todo trabajador que preste, ejecute o realice un trabajo de manera directa en toda construcción de obras en el territorio nacional, tiene la obligación de comprar anualmente el seguro”.

La póliza de este seguro cubrirá los gastos médicos y la indemnización por muerte y/o incapacidad total permanente, a todo constructor que sufra un accidente al prestar, ejecutar o realizar un trabajo de manera directa en toda construcción de obras.

En el artículo 11, se establece que “toda persona natural o jurídica del sector público o privado, que contrate y/o subcontrate trabajadoras y trabajadores que presten, ejecuten o realicen un trabajo de manera directa en toda construcción de obras, debe verificar que todos ellos cuenten con el seguro” y que “el mismo se encuentre vigente, constatando tal hecho a través del certificado de cobertura correspondiente, emitido por la entidad pública de Seguros”.

Añade que el que contratare a estos trabajadores que no cuenten con la cobertura de dicho seguro, “de producirse un accidente, será pasible a las responsabilidades y sanciones a establecerse en el decreto supremo reglamentario de la Ley”.

Capital asegurado

El capital asegurado para gastos médicos ronda Bs 7.000 por persona en caso de accidente. Para eventualidades como muerte o incapacidad total permanente el capital asegurado será de Bs 70.000.

El seguro obligatorio será acreditado mediante un certificado de cobertura que deberá ser emitido para cada asegurado. Este certificado podrá ser emitido en medio impreso o a través de dispositivos electrónicos que cuenten con las medidas de seguridad correspondientes.

Univida

El dirigente de la Confederación de Constructores mencionó a su vez, que el anteproyecto fue trabajado de manera conjunta con la entidad aseguradora estatal Univida y posteriormente la reunión se amplió con los técnicos del Viceministerio de Pensiones y algunos empresarios de la construcción para concretar el documento y presentarlo al presidente Morales.

Se le consultó por el estudio a Univida, que se hará cargo del seguro. Sin embargo, manifestaron que solo se pronunciarán luego de que se apruebe la ley.

La entidad pública de seguros acumulará alrededor de Bs 28 millones por la póliza de los 400.000 trabajadores de la construcción, según las primeras estimaciones realizadas.

Por su parte en la Asociación Boliviana de Aseguradoras (ABA) indicaron que para la próxima semana, este proyecto de ley va a ser analizado minuciosamente por el directorio de la entidad, por lo que evitaron adelantar un criterio al respecto.

Seguro para independientes

En tanto el presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), Franklin Pérez, indicó a EL DEBER, que los trabajadores que dependen de las empresas constructoras privadas, ya cuentan con un seguro contra accidentes, conforme lo refieren las normas laborales establecidas anteriormente.

“No hemos tenido una reunión amplia sobre la ley. Pero esa ley es más para trabajadores independientes, porque los constructores que nosotros contratamos son personas con seguro de accidentes. Los que son trabajadores permanentes tienen seguro de salud. Pero todas las empresas tienen sus propias modalidades para asegurar al trabajador”, dijo Pérez, sin dar los montos de las pólizas que pagan como contratantes.



 




En esta nota