ECONOMÍA

Acusado de robo dice que Cotas ‘maquilló’ cifras; la telefónica le resta crédito


Hubert Gil, exejecutivo de la operadora, dijo que desde hace cinco años la cooperativa tiene pérdidas. Desde la firma indicaron que no responderán a la afirmación del principal imputado por la estafa


El imputado (izquierda), fue funcionario de Cotas por más de 20 años. Dijo que no actuó solo en el hecho. Foto: HERNÁN VIRGO
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/07/2019

Surge otro dato que levanta más polvareda en el millonario robo que sufrió la Cooperativa de Telecomunicaciones de Santa Cruz (Cotas) dentro del programa Cotas en Cuotas. El principal implicado en este caso, Hubert Gil, exdirector de marketing, reveló en su declaración ampliatoria que, en los últimos cinco años, la telefónica camufló pérdidas econó- micas para evitar ser intervenida por los órganos reguladores del Estado.

En su descargo, Cotas dijo que no responderá las declaraciones del imputado. El pasado 16 de julio, Gil decidió ampliar su declaración informativa ante la comisión de fiscales que investiga el millonario hurto que realizaron exfuncionarios de Cotas, y terceras personas a la cooperativa, a través del programa Cotas en Cuotas.

Esta iniciativa permitía a los socios de la cooperativa adquirir equipos tecnológicos, ligados a los servicios de Cotas (televisores, computadoras) a crédito, mediante el llenado de una simple solicitud. Sin embargo, un grupo de funcionarios fraguó varios pedidos y retiró los equipos de los de depósitos de los proveedores de Cotas para este programa, para luego venderlos en el mercado informal.



Pérdidas

De forma concreta, el implicado detalló que la cooperativa está en quiebra, producto de negocios realizados con empresas fantasmas creadas por las amistades de ejecutivos, que dejaron un hueco financiero de $us 80 millones. La mayoría de estos acuerdos comerciales se realizó con un grupo de 20 sociedades. “Dichos movimientos económicos han dejado un hueco financiero muy grande en los últimos cinco años. Vuelvo a confirmar que por esta razón Cotas está en quiebra técnica”, dijo delante de la comisión de fiscales que investiga el caso.

Es más, según el implicado, Cotas recurrió a bancos locales en la búsqueda de financiamiento de corto y largo plazo, pero que todos rechazaron financiar a la institución por su mala situación económica.

“Cotas camufló dicha pérdida económica durante los últimos cuatro a cinco años ante el regulador ATT (Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes) para evitar una intervención, dado que según la normativa vigente, tres estados financieros, con pérdidas consecutivas generan una intervención de oficio”, se lee en el documento.



El 15 de mayo EL DEBER informó que Cotas había adquirido un crédito de Bs 112,5 millones, de un banco que opera a escala nacional. Esa vez, la telefónica confirmó la operación que se hizo para oxigenar flujo y reestructurar deuda. En total, la línea de crédito de Cotas con esta financiera llega a los Bs 210 millones.

Respuesta de la ATT

Consultada sobre el tema, la ATT indicó que de acuerdo a la Ley General de Telecomunicaciones, Tecnologías de Información y Comunicación, solo puede intervenir “en caso de ponerse en riesgo la continuidad en la provisión de servicios” que da Cotas.

Además, esta norma, según la ATT establece que previa notificación al operador o proveedor, se asignará un interventor por el plazo de noventa días. Sobre los estados financieros de Cotas, desde la ATT, indicaron que las empresas cooperativas de telecomunicaciones presentan sus estados financieros auditados de forma anual al igual que el resto de los operadores regulados por la entidad.

Emilio Rodas, viceministro de Empleo, Servicios y Cooperativas, dijo que desde el nivel central no existe una constatación técnica sobre lo expuesto por Gil. Indicó que están a la espera de que el Ministerio Público, desprecinte documentación de Cotas para hacer una fiscalización técnica en la institución.



“No nos guiamos en la declaración de un detenido. Necesitamos estos documentos para saber cómo está la cooperativa”, dijo. Por su parte, Cotas en un comunicado informó que considera a Gil una persona descalificada y que robó a su propia institución, por lo que no amerita mayor atención de parte de la operadora y no le responderán.



 




Notas Relacionadas



En esta nota