DINERO

Capital humano, activo preciado a cuidar en tiempo de turbulencias


Medidas. Prudencia y adaptación posibilitan, entre otras acciones, que las corporaciones no se ‘desprendan’ de sus colaboradores


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 4 días

El capital humano es uno de los activos más valiosos de las organizaciones, según expertos en RRHH y empresarios. Los trabajadores son quienes llevan a cabo las tareas necesarias para conseguir que las empresas funcionen. Sin embargo, en los periodos de bajas ventas como acontece en la actualidad, muchas compañías se ‘desprenden’ de buena parte de ellos, ya que técnicamente son uno de los gastos más grandes a la hora de elaborar un producto o servicio.

Para no llegar a esto último, al que recurren algunas empresas del país para equilibrar sus finanzas, es preciso aplicar ciertas estrategias para evitar este extremo.

A decir de Aldana Fernández de Córdova, country manager de Great Place to Work (GPTW) en Bolivia, en los grandes lugares para trabajar, la última decisión pasa por restructurar, porque hay una convicción de que la gente es lo más importante. Por lo cual, antes de dar este paso, las firmas promueven una serie de acciones para evitar esa difícil condición.



Una de esas acciones es maximizar el potencial humano, aprovechando todos los dotes, talentos, destrezas, conocimientos, iniciativas y aspiraciones de la gente.

Para ello, según Fernández de Córdova, se requiere conocerlos en profundidad y otorgarles las condiciones para que sean su mejor versión. Usualmente las personas alcanzan este umbral cuando se sienten valorados, reconocidos y en un ambiente de confianza.

Otra maniobra es agilizar los procesos. De esta manera se evita la burocracia, se reducen los controles excesivos, se clarifican las funciones y roles, se facilita la toma de decisiones.

“Esta condición promueve el empoderamiento de los colaboradores y el incremento de la responsabilidad”, asegura la experta.



En cuanto a prácticas sugeridas por los empresarios, una de las más importantes es la prudencia en las épocas de bonanza.

“En la época de ‘vacas gordas’ hemos sido muy cuidadosos y no hemos contratado personal solo por hacerlo. Buscamos talento que tenga flexibilidad en sus capacidades y actitud para aprender”, sostuvo Francisco Osinaga, gerente general de Carmax (representante de Hyundai), empresa que no solo no ha prescindido de personal en esta temporada de desaceleración por la que atraviesa el país, sino que ha incrementado su planilla.

Este año, Carmax contrató unas 12 personas para que trabajen en su nuevo showroom de la doble vía a La Guardia (serán 20 cuando el establecimiento opere a plena capacidad). Además, estima emplear a más personas, una vez inaugure próximamente otro salón de exhibición en La Paz.

Así como Carmax, Mainter (Grupo Landicorp) apuesta por la moderación. Austeros como familia numerosa, así resume, Javier Urey, gerente general de la empresa, su política actual de recortar gastos superfluos para preservar las fuentes laborales de sus colaboradores y los ‘ingresos’ de las familias de estos.

En tanto, en sectores como la banca privada, promueven la adaptación a los espacios más tecnológicos y creativos.



El presidente de Asoban, Marcelo Trigo, explicó que, pese a la coyuntura económica, el sector financiero mantiene a sus colaboradores. Eso si, asegura que existen cambios en los perfiles requeridos que exigen adaptarse a espacios más tecnológicos y creativos, es decir, más conectados con el cliente.

Un caso puntual es el Banco Mercantil Santa Cruz (BMSC). La institución ha aplicado una serie de medidas proactivas como la mayor ponderación a la remuneración variable, buscando incentivar a sus trabajadores y potenciando el cumplimiento de objetivos.

La productividad también juega un papel fundamental a la hora mantener al personal, como lo ha hecho Farmacias Chávez.

Leonardo Salvatierra, CEO de Farmacias Chávez, manifestó que, ante una coyuntura con un ciclo económico a la baja, la empresa comenzó a ejecutar ajustes en la productividad, es decir, la implementación de tecnologías, automatización de procesos y hacer que cada colaborador entienda que tiene que ser más productivo para soportar la adversidad y que la firma ‘siga avanzando’.

“Esto significa seguir creciendo de manera más inteligente y con el equipo más comprometido en esa visión”, dijo Salvatierra.

Por su parte, Itacamba Cemento considera que los colaboradores son la base para el éxito de la compañía.

“Los trabajadores deben desarrollar su trabajo en condiciones favorables con procesos eficientes, ambiente abierto que facilita la comunicación, y metas claras. Estos factores permiten que la empresa sea competitiva y esté preparada para situaciones con grandes desafíos”, señaló Edwin Ríos, gerente de gestión de la cementera.

Otro recurso que permite ‘cuidar a los trabajadores’, es la responsabilidad y la sostenibilidad. Un ejemplo de ellos es Farmacorp.

Nercy Palenque, directora de talento humano de Farmacorp, señaló que la organización afronta la situación económica actual con un plan de crecimiento abocado a la responsabilidad y sostenibilidad, con garantías de empleo para toda la cadena de valor.

Gestión del liderazgo

En está realidad, el rol de la Gestión Humana se vuelve preponderante, porque según estudios, existe una correlación positiva entre la administración de personas y la generación de resultados de negocio. Por lo tanto, invertir en el desarrollo de culturas de confianza es una estrategia rentable.

En ese contexto, GPTW Bolivia sugiere hacer un hincapié especial en la gestión del liderazgo, asegurándose que los líderes tengan las habilidades necesarias para administrar y encarar la situación organizacional, enfocados en el desarrollo de su personal.

Además, es indispensable fortalecer los valores institucionales para alinear los comportamientos que promuevan el cumplimiento de la misión y visión de una firma. De esta manera, se podrá maximizar el talento, que a su vez impulsa el crecimiento financiero.

En ese contexto, Urey recomienda mantener una relación horizontal con los trabajadores para que ellos tomen conciencia de la situación actual y cuiden de sus herramientas laborales.

“La gente debe asumir que la empresa también es suya y los líderes deben tener apertura y hablar con sinceridad para que la gente pueda asimilar la situación y asimilar que estamos en una época de transición donde podemos salir fortalecidos”, dijo Urey.

Por su parte, Gabriel Crespo, director de marketing de Farmacorp, sostuvo que la firma cuenta con un programa de capacitación a nivel interno y externo que permite que la gente sienta que tiene la posibilidad de crecer en lo personal y en lo profesional, así como un plan de incentivo en función a cumplimiento de objetivos estratégicos.

En tanto, Osinaga, explicó que en Carmax siempre están muy pendientes del clima laboral. Para ello, realizan encuestas internas y buscan nuevas formas de mejorar sus procesos invirtiendo en tecnología y en todo lo que tenga relación con ser eficientes.

Eso ha permitido que cuando la empresa lleva a cabo reclutamiento de personal, la cantidad de postulantes con todos los atributos que la firma precisa, sea mayor a la esperada, según Osinaga.

Entretanto, El BMSC realiza actividades para retener el talento como capacitaciones internas orientadas a desarrollar las habilidades blandas.

Por su parte, Itacamba promueve actividades que faciliten la integración de los colaboradores a la empresa. Una de esas acciones son talleres que impulsan el trabajo en equipo con un enfoque de alto desempeño.



 




En esta nota