POLÍTICA

UE conversó con el Gobierno sobre la independenciadel sistema electoral


Las reuniones se produjeron esta semana en Bruselas. Ni el Gobierno ni la UE habían sido explícitas. El embajador de Alemania en La Paz reveló que se habló de la independencia del Órgano Electoral y la integridad del sistema de votación


La observación electoral de las primarias destacó la labor de la transmisión rápida de actas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

04/02/2019

La comunidad internacional, y específicamente Europa, lanzó en enero un mensaje diplomático, pero enérgico al Gobierno boliviano. En reuniones específicas le planteó el tema de la independencia del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y su integridad, mientras que al órgano lo convocó a esforzarse en la vigilancia del voto porque consideran que tiene en sus manos la reputación democrática del país.

La misma Unión Europea (UE) que esta semana respaldó al presidente autoproclamado de Venezuela, Juan Gauidó, expresó una posición sobre el proceso electoral. El embajador de Alemania, Matthias Sonn, enfocó el tema. “Tanto en el grupo de trabajo de la UE con Latinoamérica como en las conversaciones entre la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (y vicepresidenta de la Comisión Europea), Federica Mogherini, y el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Diego Pary, en enero, el sistema electoral en Bolivia –especialmente la independencia del Órgano Electoral– fue un tema importante que se trató. La UE está muy centrada en la integridad del sistema electoral en Bolivia”, expresó el diplomático de forma escrita a este medio.

La Cancillería, oficialmente, solamente comentó que el encuentro resaltó “el buen nivel de relaciones bilaterales traducido en constantes encuentros de alto nivel político”. Este medio intentó ampliar este tema con Diego Pary, pero se encontraba de viaje.



Un comunicado, tras esa reunión, tampoco fue específico. “La UE está siguiendo de cerca los acontecimientos con respecto a las elecciones generales en Bolivia, que se celebrarán en octubre de este año”, decía.

Al salir de una reunión con el TSE, hace dos semanas, en la que además de los diplomáticos de la UE también participaron una alta representante de la embajada de Estados Unidos y los embajadores de Brasil y de Perú, el mismo Matthias Sonn recalcó a los periodistas que “la confiabilidad es un tesoro que debe resguardar el Tribunal Supremo Electoral, porque está en sus manos la reputación democrática de Bolivia”.

Adelantó que, para el caso de las elecciones generales bolivianas de octubre, se abrirá una discusión muy seria al interior de la Unión Europea, sobre la posibilidad de brindar un apoyo técnico y de observación electoral, y de esa forma dejó claro que la cooperación está condicionada a que las cosas se hagan bien. También se refirió a que hay controversia, gente que no está de acuerdo con lo que pasa en Bolivia con relación al 21-F y todos ellos deben expresar su disenso libremente, “eso cuenta para nosotros”, expresó.

En el interior de la sala plena, la línea denominada “institucionalista” se redujo a la mínima expresión. Fuentes de la institución y la oposición en pleno consideran que el MAS lo copó todo.



Tras la dimisión de José Luis Exeni, las presiones llevaron también a las renuncias de la expresidenta Katia Uriona y de la vocal Dunia Sandóval, con lo que se le dio un golpe muy duro a una línea que se planteaba con la idea de recuperar la imagen de árbitro imparcial. La Asamblea Legislativa, dominada por el MAS, no solamente llenó las dos primeras acefalías, sino que puso suplentes suficientes para cambiar toda la sala plena si es necesario.

Los entrevistados, cercanos a la sala plena, aseguraron que eso aumentó la presión interna, porque nadie es imprescindible y quien no quiera seguir la línea, sabe que puede abrir la puerta e irse. Fuentes diplomáticas revelaron que en la reunión que se realizó hace dos semanas en La Paz, los embajadores preguntaron con mucho interés sobre mecanismos de vigilancia al voto, como la transmisión rápida de resultados electorales preliminares (TREP), que está cargo del vocal Antonio Costas y que tiene un sistema que reduce la posibilidad de fraude.

La vocal Lucy Cruz explicó a este medio que ese sistema se operativiza a partir de la transmisión de los resultados del acta a través de un aparato celular, vía internet a los servidores del TSE desde el mismo recinto de votación. Una vez transmitidos los datos, estos se almacenan en servidores, de los cuales la población boliviana puede hacer seguimiento de la transparencia de los datos, a través de la página web del TSE.

El encargado Antonio Costas, además de creador de este sistema, es el único eslabón que queda en la sala plena de esa corriente denominada “institucionalista”, pero en ningún caso se puede decir que quedó “solo” porque tiene un enorme “peso específico” y una ventaja ante el resto: la experiencia y la pericia de haber sido quien tomó las riendas e impulsó la implementación de un padrón electoral de votantes que cuenta con la venia y el aval de la Organización de Estados Americanos (OEA). En la interna, hay una coincidencia: “es un mal necesario”. Este medio intentó conversar con él, pero no aceptó la invitación.

El TREP se ha convertido en una carta clave. Durante las reuniones de las salas plenas, vocales como Ildefonso Mamani y Lucy Cruz siempre le pusieron objeciones, cuando Costas lo explicaba; también tuvo la indiferencia de otros como la actual presidenta María Eugenia Choque, pero las cosas cambiaron.



En la reunión con EEUU, Europa y algunos sudamericanos, Idelfonso Mamani sorprendió al elogiar al TREP y señalar que se garantiza la continuidad de este mecanismo. La vocal Lucy Cruz, hasta no mucho disidente, ahora advierte que “el TSE cuenta con mecanismos de alta credibilidad, así lo reconocieron las delegaciones de observadores que nos acompañaron en las elecciones primarias”.

Mencionó que el TREP ha recibido reconocimiento por parte de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) aplicado en las primarias, y compartió el texto del informe, que señala lo siguiente: “El sistema de transmisión de resultados funcionó adecuadamente, y se cumplió según lo estipulado en cada mesa observada al terminar el escrutinio y la preparación del acta” y subraya que resaltó que realizó un 90% de transmisión el mismo domingo”. El TSE y el Gobierno están conminados, la pelota está en su cancha.