POLÍTICA

Surge debate por aplicar la carta democrática


La oposición pidió que la OEA active el mecanismo, pero el oficialismo señala que no existe una ‘ruptura constitucional’


La Organización de Estados Americanos (OEA) no reconoció el nuevo mandato de Nicolás Maduro
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/01/2019

La Carta Democrática Interamericana siempre está vigente, no solo cuando un país miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA) está en crisis. Al contrario, su función es prevenirla. En Bolivia surgen voces para aplicar el mecanismo. Una de ellas es la del expresidente y candidato Carlos Mesa, quien sugirió aplicarla frente al intento de repostulación de Evo Morales y Álvaro García. En el oficialismo dicen que en el país no hay ninguna ruptura democrática y colocan la iniciativa del exmandatario dentro del ambiente electoral.

“La OEA aplicó correctamente la Carta Democrática Interamericana en el caso de Venezuela, y esa misma consecuencia debiera tener en el caso de la demanda de respeto al 21-F y el intento de ilegal repostulación de Evo Morales y Álvaro García”, escribió Mesa en su cuenta en Twitter.

La Carta Democrática Interamericana es un mecanismo concebido en casos de alteración o ruptura del hilo democrático y constitucional en uno de sus Estados miembros. Cuando se pone en marcha, simplemente hace un llamado para cumplir un conjunto de obligaciones que han sido libremente acordadas, negociadas y aceptadas por miembros de la organización. Este mecanismo fue aprobado el 11 de septiembre de 2001 en Lima, Perú, y es “principalmente una guía para mejorar el funcionamiento de los sistemas democráticos”.

El análisis

En Bolivia ven complicado poner en marcha el mecanismo. El diplomático Marcelo Ostria aplaude la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en Venezuela, pero prefiere no comentar si esa consolidación puede ejecutarse en Bolivia.

“El precepto de la Carta Democrática Interamericana ‘Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla’ tendrá, desde ahora, el respaldo de un creciente número de países”, destaca Ostria.

En el Movimiento Al Socialismo (MAS) cuestionan las voces que exigen su aplicación. El diputado Víctor Borda consideró que esas posturas son “simplemente pataleos en etapa electoral”.

“Acá se respetó el voto del 21 de febrero de 2016 y por eso no se modificó la Constitución. Se acudió al Tribunal Constitucional Plurinacional y esa instancia autorizó la repostulación. Ahora será el pueblo, con su voto, quien decida si Evo Morales y Álvaro García siguen (en el poder). ¿Qué temor existe?”, cuestionó Borda.

El Consejo Permanente de la OEA aplicó la Carta Democrática Interamericana en el caso de Venezuela y desconoció al gobierno de Nicolás Maduro. Se prevé tomar la misma decisión con la administración de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua.

El gobierno de Evo Morales cuestionó la decisión de la OEA contra Venezuela y la intención con Nicaragua. El mandatario tildó de “injerencia” la decisión del organismo interamericano y pidió respetar el voto del pueblo venezolano. Maduro asumió su segundo mandato.