BOLIVIA

Ley del SUS avanza en diputados y médicos piden que se postergue


La Comisión de Educación y Salud aprobó el proyecto de ley en grande y en detalle. Según el proyecto, el ministerio hará cogestión con la Gobernación cruceña para la administración del tercer nivel de atención


El momento preciso en que Larrea abandonó la reunión
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

07/02/2019

A tres semanas de que empiece a funcionar el Sistema Único de Salud (SUS), la pregunta de autoridades departamentales, municipales y de todo vecino era ¿qué dice la ley que va a permitir su puesta en marcha? EL DEBER tuvo acceso al proyecto de ley 1069, que modifica en partes la ley 475 de prestaciones de salud. Y ayer, la Comisión de Educación y Salud aprobó en grande y en detalle ese proyecto, que da paso al SUS, y remitió el documento a consideración del pleno de la Cámara de Diputados.

El proyecto de ley contiene 20 artículos, una disposición adicional, tres disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales.

Una hora antes de la instalación de la sesión de la Comisión de Educación y Salud, esta instancia recibió la carta de dirigentes del Sindicato Médico y Ramas Afines y del Colegio Médico de El Alto, quienes pedían que el tratamiento del proyecto de ley se posponga, pero al ser puesta esta petición a consideración de los miembros de la Comisión, por unanimidad se decidió que continúe el análisis en detalle.



“La nota llegó una hora antes de que instalemos sesión, pero tampoco hay una propuesta de modificación, entiendo que la ministra de Salud (Gabriela Montaño) resolverá los temas que están fuera de la ley porque los problemas referidos a esta normativa están resueltos”, indicó el diputado Franklin Flores.

También precisó que los temas que están fuera son los referidos a la exigencia de los médicos de ser incluidos en la Ley General del Trabajo y otros aspectos que benefician a ese sector.

Sobre los beneficiarios

El artículo cinco del proyecto de ley especifica que se beneficiarán con el seguro gratuito de salud todos los bolivianos que no están protegidos por el seguro social, pero también los extranjeros residentes en el país que no cuenten con seguro social de corto plazo. Se estima que el 51% de la población nacional no cuenta con seguro alguno, por lo que el SUS alcanzaría a unos cinco millones de personas.



De dónde saldrán los fondos

El noveno artículo detalla que el Tesoro General de la Nación (TGN) financiará los recursos humanos en salud, así como los Programas Nacionales de Salud.

Especifica además que el financiamiento de las prestaciones en salud del tercer y cuarto nivel será cubierto por el TGN.

En cuanto al primer y segundo nivel, los gobiernos autónomos municipales financiarán la atención a su población con recursos provenientes de la Coparticipación Tributaria Municipal (15,5%) o incluso podrán destinar un porcentaje mayor cuando el mismo sea insuficiente.

Además, deberán priorizar la provisión y reposición oportuna y continua de medicamentos, insumos y reactivos.



Las alcaldías van a tener una cuenta corriente fiscal específica en la que, por ejemplo, se harán efectivos los cobros y pagos intermunicipales, ya que los municipios deberán pagar los servicios de salud que se den a sus habitantes en otros municipios y ese pago deberá hacerse efectivo en un plazo de 20 días hábiles. En caso de incumplimiento de este pago, el Ministerio de Economía efectuará el débito automático.

Disposiciones transitorias

La primera que salta a la vista dice que el Ministerio de Salud podrá adquirir productos de salud específicos en servicios privados “hasta lograr el fortalecimiento del subsector público”.

Además, de forma excepcional, el ministerio podrá suscribir contratos adicionales con profesionales especializados en salud que ya prestan servicios en el sector público, esto solo para las gestiones 2019, 2020 y 2021. Estos contratos adicionales no serán considerados incompatibles con alguna actividad pública o privada.

La tercera disposición transitoria es la que encierra la respuesta sobre qué se va a hacer en la administración del tercer nivel, que hasta ahora está bajo la batuta de la Gobernación. La misma dice: “De manera excepcional, el Estado podrá otorgar recursos financieros para la adquisición de insumos, medicamentos, bienes y servicios para su transferencia o disposición a favor de los establecimientos de salud de tercer, segundo y primer nivel, sujeto a reglamentación por el Ministerio de Salud y a suscripción de convenios intergubernativos entre el Ministerio y Entidades Territoriales Autónomas.

Es en este punto que habla de suscripción de convenios intergubernativos que entra el tema de quién estará a cargo del tercer nivel, así lo aclaró el viceministro Terrazas: “Las gobernaciones van a mantener (sus atribuciones y competencias), no estamos haciendo ninguna modificación a la Ley Marco de Autonomías. Lo que sí se va a hacer es que la administración se hará en conjunto, en cogestión, sujeto a reglamentación y a la suscripción de convenios”.

¿Se sentaron ya el Ministerio de Salud y la Gobernación cruceña? La respuesta es no. “El Ministerio de Salud tiene borradores, pero no vamos a hacer imposiciones de ningún tipo, ya hemos hecho acercamientos y esperamos tener algo más concreto. Lastimosamente no hay el avance de la forma en que quisiéramos con la Gobernación de Santa Cruz y la paceña”, concluyó Terrazas.

REPRESENTANTES DEL COLEGIO MÉDICO DE BOLIVIA SE REUNIERON CON LA MINISTRA DE SALUD EN LA LLAJTA

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, y representantes del Colegio Médico de Bolivia instalaron ayer por la tarde una mesa de diálogo en Cochabamba para abordar los detalles de la implementación del Sistema Único de Salud (SUS), así lo informó el Ministerio de Salud en su cuenta en Twitter. La cita se inició a las 15:00 y a las 17:00 el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, abandonó la reunión. Pese a ello, la cita continuó con el presidente del Colegio Médico nacional, Erwin Viruez a la cabeza.

Previo a esa reunión, Montaño afirmó que el Gobierno tiene toda la predisposición de consensuar la implementación del SUS con los colegios médicos del país, que ponen en duda la sostenibilidad de ese beneficio para más de 5 millones de personas que no cuentan con un seguro de salud.

Para eso, estamos “conversando, explicando, mostrando el respaldo técnico que tiene el SUS”, señaló Montaño.

También destacó que el número de inscritos al SUS se aproxima al millón de personas, siendo el eje troncal del país el que registra la mayor cantidad de beneficiarios.

“Nos estamos aproximando ya al millón de inscritos y, según los datos que tenemos, el eje troncal concentra la mayor cantidad de población inscrita en el país”, dijo.

Montaño añadió que existe gran expectativa de la población por recibir, a partir del 1 de marzo, más de 300 prestaciones de salud de manera gratuita.

Recordemos que el Gobierno prometió para el SUS un presupuesto inicial de $us 200 millones, además de la contratación de al menos 8.000 profesionales en salud y la construcción de varios hospitales en el país. Hasta el cierre de esta edición, la reunión seguía.