BOLIVIA

Desabastecimiento de combustible empieza a sentirse en municipios benianos inundados


Los transportistas bajaron la frecuencia de sus viajes interprovinciales. Los surtidores están cerrados y en alguno que otro hay filas de vehículos a la espera de que llegue el carburante


La frecuencia de los viajes intermunicipales disminuyó por la falta de carburante. Foto: Rocío Lloret Céspedes
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

06/02/2019

Una vez que las aguas del río Beni y sus afluentes descendieron, luego de provocar serios daños en los cuatro municipios de la provincia Ballivián de Beni, al drama humano que viven miles de familias se suma la falta de combustible. Esta situación se da debido a que la vía terrestre que conecta al departamento amazónico con La Paz está cortada por un deslizamiento registrado en Caranavi.

En Rurrenabaque, los transportistas bajaron la frecuencia de sus viajes intermunicipales, debido a la escasez. "Están vendiendo dos litros en 25 bolivianos", dijo uno en alusión a la gasolina que se revende en casas o negocios

En San Borja, la situación es similar, aunque por el momento se espera la llegada de personeros de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para que dieran un informe sobre las medidas que se están tomando para solucionar el problema.



Entre tanto, en las poblaciones mencionadas, todavía no se ha sentido la falta de verduras, por ejemplo, que también llegan de La Paz. Empero, si el corte de ruta continúa hasta el fin de semana, "seguro van a empezar a escasear varios productos", dice un lugareño.

También puedes leer:

Las aguas bajan en Beni pero a su paso dejan dramas humanos

Lluvias y riadas dejan 18 muertos y 4.702 familias afectadas en Bolivia



Residentes benianos inician colecta para damnificados



 




Notas Relacionadas



En esta nota