BOLIVIA

Bombero voluntario: “Esto es lo más duro que he vivido”


La fotografía que tomó el fotoperiodista Javier Mamani al bombero Marvel Flores, cuando transportaba en su espalda a una niña sin vida, inspiró a un dibujante


Fotografía tomada por Javier Mamani del bombero Marvel Flores, que cargaba el cuerpo inerte de una niña
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

07/02/2019

La desgarradora fotografía de un bombero que lleva a cuestas a una niña sin vida durante el operativo que se realizó en el lugar del deslizamiento, en la carretera hacia Caranavi el domingo, muestra la magnitud de la tragedia en el lugar. La imagen, tomada por el fotoperiodista Javier Mamani, de la agencia APG Noticias, tiene a dos protagonistas: al rescatista, que descansa exhausto por unos minutos antes de reiniciar su labor, y a la pequeña que murió durante esta tragedia.

El bombero es Marvel Flores (34), un voluntario orureño de nacimiento y estudiante del último año de Arquitectura que pertenece al grupo de Bomberos Antofagasta de la ciudad de La Paz. Fue llamado el sábado por la mañana para atender la emergencia en Caranavi.

En entrevista a los medios de comunicación, Flores contó que tuvieron que unir tres cuerdas de 100 metros para iniciar el rescate de los cuerpos que estaban atrapados en los vehículos enterrados. “El deslizamiento seguía y era peligroso, podía tapar los cuerpos. Era más fácil atar el cuerpo a mi espalda y subir con la niña (...) emocionalmente fue doloroso. Era complicado, muy complicado. En la parte de arriba ya había familiares que la esperaban. Entregué el cuerpo a la Policía que se encarga de llevar a la morgue”, contó Flores.



El bombero no supo de la identidad de la niña, pues por la urgencia debía seguir en la tarea de rescate. “La familia estaba ya reconociendo el cuerpo. No supe ni su nombre. La dejé y volví a bajar de inmediato. Debíamos apurarnos porque seguía deslizándose el cerro”, relató.

“El jefe de la brigada nos dio la tarea de subir el cuerpo de la niña. Nadie se animaba. Yo sabía que iba a ser doloroso cargarla en mi espalda, pero era más dolorosa verla ahí sola en el lodo”, acotó.

Flores destaca el trabajo que realizaron todos los bomberos y rescatistas ese día, ya que fue una tarea muy dura que no solo implicaba lo físico, sino también lo sicológico porque era una tragedia humana de gran magnitud. “Esto es lo más duro que he vivido”, confiesa.

“Se me ha roto el alma”



La impactante foto de Javier Mamani conmovió al dibujante Miguel Mealla, que representó la imagen captada por el fotógrafo en una ilustración.

“Se me ha roto el alma”, expresó Mamani, el fotoperiodista, que captó aquel instante en que el bombero cargaba en su espalda el cuerpo sin vida de la niña.

En la fotografía, el bombero expresa cansancio, su rostro tristeza, apoyado en un risco toma fuerza para llegar hasta la cima con el cuerpo de la pequeña.

“Al principio estaba muy molesto con el fotógrafo que tomó la fotografía, porque era un momento muy íntimo entre la víctima y mi persona”, dijo, al señalar que no quería que se los viera en esas condiciones.

Ambas imágenes se hicieron virales en las redes sociales entre el asombro, la tristeza y un homenaje a los rescatistas.





 




En esta nota