Mundo

"Solo pensar en tener otro hijo nos tomó cinco años": los padres que perdieron a su primer bebé y ahora luchan por salvar al segundo


Carter Cookson necesita un corazón nuevo en las próximas cinco semanas para poder sobrevivir. Es el segundo hijo de una pareja que ya perdió al primero por una enfermedad rara.

"Solo pensar en tener otro hijo nos tomó cinco años": los padres que perdieron a su primer bebé y ahora luchan por salvar al segundo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/01/2019

Carter
BBC
Carter Cookson necesita un corazón nuevo.

"Estar de vuelta en esta situación nos está matando", dice Chris Cookson desde el hospital en el que su hijo de pocas semanas de vida, Carter, pasa lo días entubado a la espera de que aparezca un donante de corazón.

El pequeño Carter nació el pasado 26 de diciembre, pero los médicos le han dado cinco semanas de vida a menos que se le realice un trasplante de corazón.

Chris y su pareja, Sarah, sienten que están volviendo a pasar por lo que sufrieron con su primer hijo, Charlie, que padecía una enfermedad que afectaba sus músculos y huesos y ponía en peligro su sistema inmunológico.



Charlie falleció en 2013 antes de cumplir los 3 años.

Charlie
BBC
Charlie, el primer hijo de los Cookson, murió en 2013.

Tras su muerte, Chris y Sarah pusieron en marcha la Fundación Charlie Cookson para dar apoyo a los padres de niños que padecen una enfermedad terminal.

"Queríamos cuidar a los padres porque sabemos que son la cuerda salvavidas del niño", explica Sarah.

Tres infartos

"Solo pensar en intentar tener otro hijo nos tomó cinco años", confiesa Chris.



"Creo que a Sarah le requirió mucho valor volver a llevar un bebé y también para que los dos pudiéramos pensar que quizá esta vez las cosas estarían de nuestro lado".

"Así que lo intentamos otra vez y volvimos a caer hasta el fondo", lamenta.

Chris y Sarah Cookson
BBC
Sarah y Chris Cookson crearon una fundación tras la muerte de su primer hijo que ha ayudado a 59 familias hasta ahora.

El corazón de Carter no late al ritmo adecuado. En su corta vida, ya ha sufrido tres infartos.

"Solo tenemos que rezar... (para que) podamos conseguir un corazón y que tal vez podamos llevarnos a nuestro hijo a casa y tener la vida que no tuvimos con Charlie", dijo Chris.

La primera ministra británica, Theresa May, prometió que alguien de su equipo de gobierno analizará el "trágico caso" de los Cookson, después de que una parlamentaria le pidiera en una sesión de preguntas que ayudara a dar a conocer la búsqueda de un corazón para Carter.




Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gp-BJURhOlA&t=43s

https://www.youtube.com/watch?v=pa__B6ETqpo&t=13s